Gobierno descarta que la nación se vuelva destino turístico para interrumpir embarazo

Gobierno descarta que la nación se vuelva destino turístico para interrumpir embarazo
Jair Bolsonaro, durante un evento con evangélicos en Sao Paulo. El presidente brasileño es un firme opositor al aborto. ARCHIVO AFP
Mundo 31/12/2020 02:37 Agencias Actualizada 02:38
Guardando favorito...

Buenos Aires.— La secretaria legal y técnica del gobierno argentino, Vilma Ibarra, dijo ayer que comenzó la etapa de preparación de la regulación de la ley del aborto y vaticinó que estará disponible de manera rápida para que las personas gestantes que lo deseen puedan acogerse a la ley.

Pocas horas después de que se aprobara la ley de interrupción voluntaria del embarazo en el Senado argentino, en un encuentro con medios internacionales entre los que estuvo EFE, Ibarra aseguró además que las causas penales abiertas contra mujeres que abortaron se cerrarán desde la publicación de la norma en el Boletín Oficial, que debe producirse en un máximo de 10 días hábiles.

Ibarra mostró la satisfacción del gobierno de Alberto Fernández por la aprobación de esa ley de otra paralela que prevé acompañar a la futura madre en caso de que no quiera abortar, la llamada “ley de los mil días”.

De ambas leyes, impulsadas por el Ejecutivo, la secretaria legal y técnica habló que serán acompañamiento para las mujeres y, en el caso de la ley del aborto, “sacar de la clandestinidad” a aquellas que deseen interrumpir su embarazo, que en el caso de la nueva norma argentina se podrá hacer hasta la semana 14 de gestación.

Respecto a posibles personas gestantes extranjeras que puedan viajar a Argentina para someterse a un aborto legal, la funcionaria aseveró que no van a permitir “un negocio de quienes quieran utilizar el sistema de salud en Argentina”. A ese respecto, dijo que cualquier argentina o residente en Argentina podrá acceder al aborto, pero indicó que “volver a sus destinos” después de practicarse la interrupción del embarazo es algo que van a “ir evaluando”.

Varios políticos contrarios a la legalización del aborto en el país austral dijeron en las últimas horas que interpondrán demandas a la justicia sobre la constitucionalidad de la nueva ley del aborto, que desató reacciones encontradas en otros países.

Una de las primeras voces en contra fue la del presidente brasileño, Jair Bolsonaro: “Lamento profundamente por las vidas de los niños argentinos, ahora expuestas a ser segadas en el vientre de sus madres con la anuencia del Estado”, tuiteó el mandatario ultraderechista, quien cuenta con un fuerte respaldo de las iglesias neopentecostales, acérrimas adversarias de la legalización del aborto.

“Mientras dependa de mí o de mi gobierno, el aborto nunca será aprobado en nuestro suelo. ¡Lucharemos siempre para proteger la vida de los inocentes”, agregó.

En España, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, dijo que “Argentina es hoy una nación más feminista” y subrayó que “avanzar en derechos para las mujeres hasta alcanzar la plena igualdad es imprescindible en todo el mundo”. La mayoría de líderes optaron por guardar silencio, incluyendo el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones