18 | FEB | 2019
Policías sostienen velas durante una vigilia por las víctimas del tiroteo en el festival de música country Route 91, en Las Vegas (CHRIS WATTIE. REUTERS)

Fue una matanza planeada, aseguran

04/10/2017
01:51
Víctor Sancho / Corresponsal
Las Vegas
-A +A

Los investigadores de la peor masacre en la historia de Estados Unidos empiezan a unir las piezas y determinaron que Stephen Paddock, el autor de la matanza de la noche del domingo en Las Vegas, lo planeó todo de manera detallada para llevar a cabo la mayor carnicería posible.

“Fue planeado, extensivamente, y estoy muy seguro de que evaluó todas sus acciones, lo que es preocupante”, admitió el sheriff del condado de Clark, Joseph Lombardo. La investigación está “progresando”, pero los detalles conocidos ayer dan ejemplo de la magnitud del plan.

Paddock había instalado cámaras en el exterior de su habitación para poder vigilar las entradas.

En la última conferencia de prensa del día, las autoridades dijeron que se recuperaron 47 armas entre la habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay y dos residencias de Paddock. Las armas fueron compradas en cuatro estados diferentes y acumuladas durante más de 20 años. Una docena de ellas estaban trucadas para convertirlas en armas automáticas.

Diversos medios difundieron en redes sociales imágenes del interior de la habitación del asesino. En una de ellas se ve su cuerpo en el suelo rodeado de decenas de rifles.

Las autoridades confirmaron que las ráfagas de disparos se extendieron por entre 9 y 11 minutos.

Los detalles de la vida de Paddock continúan apareciendo: divorciado dos veces, transfirió en las últimas semanas 100 mil dólares a Filipinas, un hecho que las autoridades analizan muy de cerca. En gran parte porque su actual novia, Marilou Danley, es originaria de ese país y ahí se encontraba en el momento del ataque.

Se espera que ella llegue hoy a Las Vegas, escoltada por el FBI, y preste declaración, convertida en “persona de interés” por las autoridades.

El que también llegará hoy a Las Vegas es el presidente Donald Trump, en una visita esperada y en la que agradecerá el esfuerzo de los servicios de emergencia y visitará a las víctimas. Durante el día, el mandatario calificó a Paddock como hombre “demente y enfermo”, y agregó que un eventual debate sobre el tema de las armas se producirá “en algún momento”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios