Francia acogerá a 100 mujeres yazidíes víctimas del Estado Islámico

A petición de la ganadora del Premio Nobel de la Paz 2018, Nadia Murad, el gobierno de Emmanuel Macron recibirá "desde ahora y hasta 2019" a las mujeres víctimas del Estado Islámico en zonas de Irak y Siria
Macron agradeció a Murad su lucha por las mujeres víctima de violencia sexual
Macron agradeció a Nadia Murad su lucha por las mujeres víctima de violencia sexual. (Foto: Reuters)
25/10/2018
16:21
El Comercio - Perú / GDA
-A +A

París.- El Gobierno de Francia acogerá desde ahora y hasta el 2019 a 100 mujeres yazidíes víctimas de la violencia del grupo terrorista Estado Islámico en Irak Siria, según anunció hoy el Elíseo tras un encuentro entre el presidente Emmanuel Macron y la premio Nobel de la Paz, Nadia Murad.

"El presidente de la República ha anunciado en respuesta a la propuesta de Nadia Murad, que Francia acogerá a 100 mujeres yazidíes (...) liberadas pero actualmente bloqueadas y sin atención en los campos de refugiados del Kurdistán iraquí", indicó la Presidencia en un comunicado.

Veinte de estas mujeres serán recibidas "de aquí a finales de año" y el resto en el 2019.

A petición de Murad, quien fue durante meses esclava sexual del Estado Islámico, Macron aceptó una proposición para apadrinar el lanzamiento por parte de ella de un fondo para la reconstrucción de Sinjar, localidad iraquí cercana a la frontera con Siria, especialmente para levantar las infraestructuras de la ciudad, como escuelas y hospitales, y favorecer el regreso de la población yazidí.

Macron agradeció a Murad su lucha por las mujeres víctima de violencia sexual y reafirmó ante ella "el compromiso de Francia contra la impunidad de los crímenes cometidos en Siria Irak".

También en París, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) instó hoy a que los acusados de haber cometido crímenes de genocidio y de lesa humanidad contra la población yazidí en Irak Siria como integrantes del Estado Islámico sean juzgados en sus países de origen.

En un informe, la organización hizo hincapié en el papel de los extranjeros en la "planificación y legitimación de la trata sexual" contra esta minoría religiosa de etnia kurda.

Países como Francia, con el número más alto de miembros del Estado Islámico en Europa y el quinto en el mundo, han rechazado mayoritariamente la extradición por miedo a que los repatriados radicalicen a otros ciudadanos o utilicen sus procedimientos penales con fines propagandísticos. 

agv

Mantente al día con el boletín de El Universal