Europa se calienta por introducir el pase sanitario

En Francia, Italia, Grecia y en otros territorios, ajenos al bloque, como RU y Australia, protestan por medidas como la vacunación obligatoria; en Brasil se manifiestan contra el presidente Bolsonaro

Europa se calienta por introducir el pase sanitario
Miles de personas se reúnen en Trocadero, cerca de la Torre Eiffel, para asistir a una manifestación en París contra el pase sanitario. Foto: Rafael Yaghobzadeh. AP
Mundo 25/07/2021 02:06 Agencias Actualizada 04:32
Guardando favorito...

París.— Decenas de miles de personas se manifestaron ayer en Francia, Italia, Grecia y Australia contra las nuevas restricciones sanitarias, que buscan acelerar la vacunación contra el Covid-19 y frenar a la variante Delta, que llegaron a tachar de “totalitarias”.

Con gritos de “Libertad, libertad”, más de 160 mil franceses, al menos 11 mil en París, protestaron contra el uso del pasaporte sanitario en numerosas actividades y la vacunación obligatoria para varias profesiones, como el personal médico o los camareros. “No me pondré la inyección”, aseguró Sandra, una enfermera de 49 años, presente en la manifestación de Marsella, donde participaron más de 4 mil personas.

“Nuestro país se está volviendo totalitario”, añadió Jean-Claude Dib, de 71 años, un camionero jubilado que también participó en la concentración en esta localidad del sudeste de Francia. En París, una manifestación de chalecos amarillos, la revuelta que sacudió el país durante el invierno de 2018-2019, empezó en la plaza de la Bastilla y estuvo marcada por incidentes esporádicos entre manifestantes y policías. Nueve personas fueron detenidas, según el Ministerio del Interior.

Otra concentración más multitudinaria se produjo en Trocadero, cerca de la Torre Eiffel, en la que el ultraderechista Florian Philippot, exnúmero dos de la Reagrupación Nacional de Marine Le Pen, denunció el apartheid impulsado por el Ejecutivo francés y pidió la dimisión del “tirano” Emmanuel Macron.

No obstante, la mayoría de los franceses (76%) son favorables a la vacunación obligatoria para el personal sanitario, según un sondeo publicado el 13 de julio, el día después del anuncio de esta medida. El uso para numerosas actividades del pasaporte sanitario también recibe el aval de la mayoría de la población, de acuerdo con los sondeos.

Tras el anuncio de estas restricciones en Francia, Italia siguió el mismo ejemplo y a partir del 6 de agosto exigirá para acceder a espacios públicos cerrados el pasaporte sanitario, que disponen aquellos con inmunización completa o un test reciente negativo. Miles de italianos se manifestaron contra esta medida, en varias localidades desde Nápoles hasta Turín. “¡Mejor morir libres que vivir como esclavos!”, rezaba una de las pancartas frente a la catedral gótica de Milán.

virus_pandemia-.jpg
La policía griega asegura un área durante una manifestación de los antivacunas, en el centro de Atenas. Foto: Yorgos Karahalis. AP

Como sucedió en Francia, las solicitudes para inmunizarse se multiplicaron en Italia, hasta 200% en algunas regiones, tras el anuncio del uso extensivo del pasaporte sanitario, indicó Francesco Figliuolo, comisario extraordinario encargado de la campaña de vacunación. En Grecia, la policía usó gases lacrimógenos para dispersar a personas que se reunieron en el centro de Atenas para protestar contra la aplicación obligatoria de vacunas contra el Covid-19. Más de 4 mil personas se reunieron ante el Parlamento griego.

Las protestas contra el pasaporte sanitario en Europa estuvieron acompañadas por manifestaciones contra las restricciones de movilidad en otros territorios, como en Australia, donde 5 millones de habitantes vivirán confinados durante un mes.

En Sidney se produjeron enfrentamientos entre algunos manifestantes y policías a caballo, mientras que en Melbourne miles de personas se concentraron frente al Parlamento regional del Estado de Victoria.

En Reino Unido, miles de manifestantes contra el cierre y las vacunas se reunieron en el centro de Londres.

En contraste, Roberto Burioni, un eminente virólogo italiano, ha escrito en Twitter: “Propongo juntar dinero para pagar la suscripción de Netflix de los antivacunas cuando estén bajo arresto domiciliario, encerrados en sus casas como ratas”.

En Brasil, decenas de miles de personas salieron de nuevo a las calles de varias ciudades para pedir el impeachment del presidente Jair Bolsonaro.

Temas Relacionados
europa pandemia covid vacunas
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios