Cuestiona EU situación de derechos humanos en México

El Departamento de Estado criticó los abusos en materia de derechos humanos, un problema que, dijo, México sigue arrastrando

Mike Pompeo, secretario de Estado de EU
Foto: AP
Mundo 13/03/2019 21:03 Víctor Sancho / Corresponsal Actualizada 22:01
Guardando favorito...

Washington.- El gobierno de Estados Unidos resaltó el grado de impunidad en los abusos de derechos humanos en México, en su informe anual mundial sobre el tema, correspondiente a 2018.

Como ha hecho en años anteriores, el Departamento de Estado criticó los abusos en materia de derechos humanos, un problema que, dijo, México sigue arrastrando. Preocupan, en particular, las “extremadamente bajas tasas de enjuiciamiento de todo tipo de crímenes”.

En el informe, que sirve de base para que el Congreso dictamine las partidas económicas de ayuda exterior, el Departamento de Estado insiste en los problemas que enfrenta México en cuanto a la violencia, corrupción y asesinatos de periodistas, entre otros.

“Los temas de derechos humanos incluidos reportan cuan involucrados [están] la policía, el ejército y otros agentes, a veces en coordinación con organizaciones criminales, en asesinatos arbitrarios o ilegales, desapariciones forzadas, tortura, detenciones arbitrarias por el gobierno y grupos armados ilegales”, señala el reporte.

La mayor preocupación es la impunidad y la coordinación aparente de funcionarios públicos y organizaciones criminales con delitos. La inacción judicial hace el resto para dejar sin castigo la mayoría de crímenes y ataques a los derechos humanos en el país.

“A pesar de que las autoridades civiles generalmente mantienen un control efectivo de las fuerzas de seguridad y policiales, la impunidad, especialmente en temas de abuso de derechos humanos, se mantuvo como un problema serio”, resume.

Por ejemplo, el gobierno de Estados Unidos acusa que menos de 1% de las investigaciones de tortura a nivel federal acaban en juicio o condena. O que el propio gobierno, con su mezcla de estadísticas y poca claridad, dificultó la compilación de casos de desapariciones forzadas.

En ese asunto, “hay reportes creíbles del involucramiento de la policía en secuestros”, asegura.

En el documento se señalan las condiciones “duras y amenazantes para la vida” de las condiciones carcelarias, la impunidad en la violencia contra periodistas asesinados o amenazados por hacer su labor, y los ataques que tienen por objetivo personas de las comunidades LGBTI.

Sobre corrupción, el informe detalla todo tipo de formas de soborno, desde pago directo hasta a través de sobrepagos, a todos los niveles, desde fuerzas de seguridad hasta partidos políticos.

Incluso apunta que se han recogido casos de soborno y corrupción en solicitudes de asilo.

También se destaca que, durante la campaña electoral del año pasado, 48 candidatos fueron asesinados y que, al menos hasta julio de 2018, sólo hubo un arresto y ninguna condena por estos crímenes. El reporte señala que la muerte de políticos durante el ciclo electoral se multiplicó por diez comparado con 2012.

Asimismo, el gobierno de Estados Unidos apunta el “fallo” del gobierno federal y muchos estados en la aplicación e implementación de varias cláusulas de la Ley General sobre Desapariciones Forzadas, con esfuerzos “insuficientes” para abordar el problema.

El reporte critica con énfasis que durante 2018, y a pesar de que el gobierno lo prometiera, no hubo una investigación criminal sobre la vigilancia y espionaje ilegal de periodistas, defensores de derechos humanos y activistas con el “sofisticado programa” Pegasus.

agv

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios