"Salgo de trabajar y me pongo en cuarentena", cuenta vigilante

Vigilante dice que su familia tiene protocolo de desinfección; Yosimar Reyes te m e contagiarse y afectar a los demás

"Salgo de trabajar y me pongo en cuarentena", cuenta vigilante
Yosimar Reyes Sosa afirma que en su trabajo le dieron guantes, cubrebocas, gel y un líquido desinfectante especializado. Foto: CORTESÍA
Mundo 01/05/2020 01:32 Alejandra Contreras Actualizada 01:42
Guardando favorito...

Yosimar Reyes Sosa, vigilante en un conjunto residencial en Bogotá, Colombia, teme contagiarse del coronavirus y pasar la enfermedad a más personas.

Este 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajo, hará lo mismo que miles de trabajadores que deben salir a las calles para llegar a sus empleos, aun en medio de la pandemia.

Reyes Sosa labora en la capital colombiana, donde hasta ayer sumaban 2 mil 633 los casos de Covid-19, según el Instituto Nacional de Salud. En el país son 6 mil 507.

El portero comentó a EL UNIVERSAL cómo es trabajar en medio de la epidemia: “Desde que inició la temporada de la cuarentena no he dejado de laborar, siempre me ha tocado constantemente seguir mis labores, común y corriente” expresó. El guardia sale cada día a trabajar, a pesar de las posibilidades de contagio. “Como se están presentando los casos a nivel mundial por la pandemia del Covid-19 me da miedo contagiarme porque me encuentro más expuesto a la comunidad.

“Tengo mucho contacto con personas. Sí me da miedo contagiarme del virus sin tener conocimiento de dónde y llegar a mi casa con la enfermedad y contagiar a algún miembro de mi familia”, afirma. Sin embargo, no puede darse el lujo de quedarse en casa. Su familia, al igual que las de millones de personas que están padeciendo la pandemia, necesita el salario que él gana para poder subsistir. Reyes Sosa trabaja 12 horas al día. “Desde las seis de la mañana a las seis de la tarde, relativamente. Cambiamos nuestros turnos desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana, manejamos dos turnos.

“Mientras me encuentro laborando, siempre cuento con los elementos de seguridad, evitando todo contacto y riesgo posible. A pesar de la pandemia que estamos enfrentando, no se me ha dificultado moverme, puesto que cuento con mi propio vehículo. Se me facilita para transportarme y llegar a mi sitio de trabajo. Cuando se termina la jornada laboral, ya sigo en la cuarentena en la casa sin salir a ninguna parte”, cuenta el vigilante.

En la última semana, Colombia empezó su sistema de apertura en sectores industriales y de agricultura en el plan de salida de la cuarentena, que se ha prolongado más de un mes.

Los trabajadores de los sectores económicos regresaron a sus empleos respetando las medidas de seguridad estipuladas por el Estado.

Debido a que Reyes Sosa tiene constante contacto con personas, en su familia se implementaron protocolos de control y desinfección a la entrada para evitar que el Covid-19 llegue a sus seres queridos.

“En mi hogar han cambiado muchas cosas tanto para mí como para mi esposa y para mis hijos.

“El sueldo nos ha alcanzado, siguen normal todos los gastos, todo el consumo, no ha sido muy eminente, también compartimos el tiempo cuando yo estoy ahí.

“Para ingresar a la casa, sea mi esposa o alguno de mis hijos, o cualquiera que ingrese al hogar, tenemos un protocolo de desinfectar los zapatos, desinfectarnos, cambiarnos la ropa totalmente, dejarla en agua con jabón de ropa o cuando no podemos, la colocamos en un recipiente muy aparte que no tenga contacto con la otra vestimenta”, cuenta el vigilante.

Él se protege además con elementos de seguridad en su trabajo: “La compañía de seguridad para la que laboro sí nos ha suministrado todo el equipo biosaludable para protegernos ante el virus; tanto guantes como tapabocas, alcohol gel y un líquido desinfectante especializado que lo están usando en hospitales. Nos ha dado capacitaciones sobre cómo debemos implementar las medidas de seguridad para proteger nuestra seguridad, nuestra salud y la de las personas que nos rodean y a las que les prestamos un buen servicio”.

En varias ciudades del mundo se ha celebrado a los trabajadores que se exponen en las calles para brindar servicios. Repartidores de comida son aclamados en Nueva York; en Buenos Aires, los vecinos rocían alcohol a las bolsas de basura para evitar que los recogedores puedan infectarse. La labor de otros, como Yosimar, pasa desapercibida. Sin embargo, él seguirá saliendo cada día, arriesgando su salud, para proteger la seguridad de quienes viven en el edificio donde trabaja.

Temas Relacionados
coronavirus Covid-19
Guardando favorito...

Comentarios