Carrie Symonds, "la primera novia" en Downing Street

La pareja sentimental del primer ministro del Reino Unido es una parte importante del éxito de Johnson; a pesar de la diferencia de edades y un incidente en junio pasado, la pareja podría contraer nupcias en 2020

Carrie Symonds, "la primera novia" en vivir en Downing Street
Foto: Reuters
Mundo 24/07/2019 16:52 Redacción Actualizada 16:58
Guardando favorito...

Downing Street poco a poco va recibiendo a sus nuevos inquilinos, empezando por Boris Johnson, a quien este miércoles 24 de julio la reina Isabel II invistió como primer ministro del Reino Unido; pero la gran incógnita es si Carrie Symonds, su actual pareja sentimental, lo acompañará a su nuevo domicilio.

Symonds, con 31 años de edad (24 menos que Johnson), podría convertirse junto al primer ministro en la primera pareja no casada en vivir en la residencia oficial, y ella por su parte ganaría el título de la “first girlfriend” (primera novia) como ya la han llamado algunos medios estadounidenses.

Según la prensa británica, la pareja podría contraer nupcias en 2020. De ser así, Johnson sería el único primer ministro británico en casarse estando en funciones, desde hace 250 años.

Son varios los lazos que unen a la pareja oficial, y mucho lo que Johnson tiene que agradecerle a su media mitad.

Proveniente de una familia con altos recursos económicos, hija de Matthew Symonds, cofundador de The Independent, y Josephine Mcaffee, una de las abogadas del periódico, la “first girlfriend” ha destacado por su rol de relacionista pública, influyendo en buena parte en la imagen del recién electo primer ministro.

Después de obtener con honores la licenciatura en Teatro e Historia del Arte en la Universidad de Warwick, formó parte de las filas del Partido Conservador, primero como ejecutiva de relaciones públicas, luego como secretaria de prensa para posteriormente dar un salto elevado y ocupar el cargo de directora de la coalición política, que dejó en 2018 para comenzar a trabajar en el programa ecológico: Vibrant Oceans de Bloomberg.
 

La historia de la hoy pareja oficial inició cuando Symonds estuvo al frente de la campaña de reelección de Johnson como alcalde de Londres, en 2012. Aunque para el entonces ya mantenían una relación, optaron por la discreción y distanciamiento ante la mirada pública, aún pese a las constantes preguntas de los medios sobre su verdadera vinculación.

Pero la prudencia pronto acabaría. En la madrugada del 21 de junio de 2019, vecinos de la pareja escucharon platos rotos y gritos. “Déjame! y ¡lárgate! decía a viva voz Symonds. De inmediato, según el diario The Guardian, la policía fue notificada de lo que ocurría, quienes llegaron al lugar sin encontrar nada fuera de orden.

Pero si alguien sabe de estrategia de comunicación, es Symonds. Días más tarde de que saliera a la luz la acalorada pelea, el mismo diario publicó una amorosa foto de ambos tomados de las manos en el jardín de su hogar. Con esto último, la “first girlfriend” alejó cualquier peligro que afectara la imagen de su pareja y que le impidiera a él llegar a ganar la contienda que lo convirtió en primer ministro del Reino Unido.

Para sus cercanos, aunque la influencia de Carrie Symonds sobre Boris Johnson la ejerce en la sombra, es lo suficientemente fuerte como para ser notada. Es gracias a ella que el primer ministro se ha preocupado en alejar la imagen machista y reaccionaria que lo caracteriza, según asegura el diario El País. Pero lo esfuerzos de la relacionista pública van más allá: a diario le da consejos para que luzca más fresco y saludable, aspectos que de seguro no descuidará cuando tome tome la decisión definitiva de mudarse al 10 de Downing Street.

Con información de AFP

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios