Cápsula de SpaceX, en camino a la Tierra

Washington.— La cápsula Crew Dragon de SpaceX abandonó ayer la Estación Espacial Internacional (ISS) para emprender su regreso a la Tierra con dos astronautas estadounidenses a bordo, según un video de la NASA.

Mundo 02/08/2020 02:55 Actualizada 02:55

Washington.— La cápsula Crew Dragon de SpaceX abandonó ayer la Estación Espacial Internacional (ISS) para emprender su regreso a la Tierra con dos astronautas estadounidenses a bordo, según un video de la NASA.

“Separación confirmada. Dragon encendió cuatro propulsores de salida para alejarse de la @Space_Station”, tuiteó SpaceX después de que la cápsula se desacoplara aparentemente sin problemas de la ISS.

“Los equipos están trabajando muy duro, especialmente con la dinámica del clima en los próximos días alrededor de Florida”, en el sureste del país, dijo Doug Hurley, en una ceremonia de despedida a bordo de la ISS, la cual fue transmitida por la NASA TV.

Hurley y Bob Behnken despegaron del centro de Cabo Cañaveral el 30 de mayo a bordo de la nave Crew Dragon, de la empresa SpaceX.

“Las condiciones están para seguir adelante en el primer punto, frente a la costa de Pensacola, y en el punto alternativo frente a la costa de Ciudad de Panamá en el Golfo de México, con el amerizaje y recuperación el domingo 2 de agosto”, aseguró la NASA en una publicación de blog, pero la agencia espacial sigue de cerca el avance de Isaías, un sistema meteorológico.

“Un día emocionante”. El jefe de misión, Chris Cassidy, declaró que se trata de un “día emocionante” aunque le resulte triste ver a Hurley y Behnken partir de la ISS, destacando la importancia de tener nuevos medios para transportar astronautas.

La misión fue la primera de una nave tripulada lanzada desde suelo estadounidense. La última había sido en 2011 cuando terminó el programa de los transbordadores espaciales.

Fue también la primera vez que una compañía privada voló hasta la ISS para llevar astronautas. Por los últimos nueve años, astronautas estadounidenses habían viajado exclusivamente en los cohetes Soyuz rusos, por un precio de cerca de 80 millones de dólares por asiento.

Si la misión actual es certificada segura, EU ya no dependerá de Rusia para acceder al espacio.

Cassidy, que permanecerá a bordo con dos cosmonautas rusos hasta octubre, le regaló a Hurley la pequeña bandera estadounidense que dejaron los últimos astronautas que llegaron a la estación espacial desde suelo norteamericano, en julio de 2011. Hurley fue el piloto de esa misión final del transbordador.

La banderita, que también viajó en el primer vuelo del transbordador en 1981, se convirtió en un premio para la compañía privada que lanzó por primera vez a los astronautas. La empresa SpaceX, de Elon Musk, venció fácilmente a Boeing, que no se espera que lance su primer equipo hasta el año próximo y que aterrizará en el suroeste de Estados Unidos.

La banderita tendrá un vuelo más después de este: a la Luna, gracias al programa Artemis de la NASA en los próximos años.

El próximo vuelo de SpaceX que llevará astronautas está previsto para finales de septiembre. Hurley y Behnken también están trayendo de vuelta un brillante dinosaurio azul y púrpura llamado Tremor. Sus hijos pequeños eligieron el juguete para acompañar a sus padres en la misión histórica. Agencias

Comentarios