Arabia Saudita califica como “error enorme” el asesinato de Jamal Khashoggi

El país confirmó la muerte del periodista y dijo que este hecho se dio tras una pelea en el edificio del consulado de Estambul, donde fue estrangulado
Los saudíes no sabían cómo mataron a Khashoggi, un ciudadano saudí y residente de Estados Unidos, ni dónde estaba su cuerpo
Foto: EFE
21/10/2018
18:11
Reuters
-A +A

Este domingo, Arabia Saudita calificó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, en su consulado de Estambul, como un "error enorme y grave" pero trató de proteger a su poderoso príncipe heredero y dijo que Mohammed bin Salman no estaba al tanto.

Los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores, Adel al-Jubeir, fueron algunos de los más directos de Riad, que ha dado múltiples y contradictorios relatos sobre el asesinato de Khashoggi el 2 de octubre. Primero negaron su muerte antes de admitirlo el sábado en medio de una protesta internacional.

Las semanas de negación y falta de evidencia creíble del reino frente a las acusaciones de los funcionarios turcos de que Khashoggi había sido asesinado han sacudido la confianza global en los lazos con el principal exportador de petróleo del mundo, sostienen los gobiernos occidentales.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Stephen Mnuchin, dijo el domingo que la admisión de Arabia Saudita de que el columnista del Washington Post fue asesinado en una pelea fue un "buen primer paso, pero no suficiente", aunque agregó que era prematuro discutir cualquier sanción contra Riad.

Tres grandes potencias europeas, Alemania, Gran Bretaña y Francia presionaron a Arabia Saudita para proporcionar datos que respalden su explicación anterior de una pelea, mientras que la Canciller Angela Merkel dijo que Alemania no exportaría armas a Arabia Saudita mientras persiste la incertidumbre actual sobre el destino de Khashoggi.
 

Artículo

El caso Khashoggi expone crudamente los estrechos límites de las reformas saudíes

El homicidio del periodista Jamal Khashoggi dentro del consulado saudita en Estambul ha expuesto los límites de la reforma emprendida por el príncipe heredero Mohamed Bin Salman y las contradicciones de la larga alianza de El Riad con Estados Unidos, lo mismo que las disputas regionales con Turquía
El caso Khashoggi expone crudamente los estrechos límites de las reformas saudíesEl caso Khashoggi expone crudamente los estrechos límites de las reformas saudíes

Hablando ante la emisora estadounidense Fox, Jubeir, el ministro saudita de Asuntos Exteriores, extendió sus condolencias a la familia de Khashoggi.

"Este es un terrible error. Esta es una tragedia terrible. Nuestras condolencias van con ellos. Sentimos su dolor", dijo. "Desafortunadamente, se cometió un grave y grave error y les aseguro que los responsables tendrán que asumir la responsabilidad de esto", añadió.

Señaló que los saudíes no sabían cómo mataron a Khashoggi, un ciudadano saudí y residente de Estados Unidos, ni dónde estaba su cuerpo. También dijo que el príncipe Mohammed, gobernante de facto de Arabia Saudita, no era responsable.

"Esta fue una operación donde los individuos terminaron superando las autoridades y las responsabilidades que tenían. Cometieron el error cuando mataron a Jamal Khashoggi en el consulado e intentaron encubrirlo".

Khashoggi desapareció después de ingresar al consulado para obtener documentos para su próximo matrimonio.

Después de negar cualquier participación en la desaparición del hombre de 59 años durante dos semanas, Arabia Saudita dijo el sábado que Khashoggi, un crítico del príncipe heredero, había muerto durante una pelea en el edificio. Una hora después, otro funcionario saudí atribuyó la muerte a un estrangulamiento.

"Nada puede justificar este asesinato y lo condenamos en los términos más enérgicos posibles", dijeron Alemania, Gran Bretaña y Francia en su declaración conjunta el domingo.

 

COMENTARIOS