19 | OCT | 2019
Apps para "burlar" la crisis en Venezuela: así se comunican en tiempos de Maduro
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL

Apps para "burlar" la crisis en Venezuela: así se comunican en tiempos de Maduro

30/03/2019
16:50
El Mercurio/GDA/Chile
-A +A
Aplicaciones para esquivar la censura de la web, conseguir medicamentos o pagar con el celular, ante la escasez de efectivo; la problemática en el país ha impulsado una nueva cultura online

Cuando Juan Guaidó se proclamó Presidente encargado de Venezuela, el sitio web Wikipedia estuvo casi una semana bloqueado en Venezuela, en medio de una guerra de ediciones a su biografía en la que algunos lo reconocían y otros no como mandatario legítimo.

Lo mismo ha pasado de manera intermitente con redes sociales como Facebook, YouTube, Twitter, Instagram o Periscope, justo cuando la oposición organiza conferencias en vivo y eventos masivos como el concierto "Venezuela Aid Live", o se desencadenan episodios críticos de tensión social como los apagones que han afectado al país. Estas plataformas y otros medios que transmiten por streaming suelen quedar inaccesibles para los usuarios venezolanos, sin ningún tipo de explicación por parte de la proveedora de telecomunicaciones estatal CANTV.

"Las limitaciones a los derechos en línea son constantes en Venezuela, pero estos bloqueos se han incrementado de manera dramática desde que irrumpió Guaidó", asegura Andrés Azpúrea, director de Venezuela Inteligente y del proyecto "Ve sin filtro", que reporta y analiza las restricciones del acceso a internet por parte del régimen de Nicolás Maduro y entrega tips sobre cómo esquivar los bloqueos.

"La censura en internet es un juego del gato y el ratón, lo que nos ha obligado a los venezolanos a ocupar formas creativas para comunicarnos", precisó.

Para burlar estas interferencias en la web, muchos venezolanos hoy están utilizando sistemas de VPN (siglas en inglés de Red Privada Virtual), que básicamente es un túnel que conecta de manera segura un dispositivo o red local con internet. También hay varias aplicaciones para computadoras y celulares basadas en conexiones proxy.

Azpúrea afirma que constantemente están actualizando las sugerencias sobre qué herramientas utilizar, debido a que el gobierno ha mostrado una "creciente sofisticación" en sus mecanismos y va detectando las vulnerabilidades, pero que hoy las plataformas más confiables para saltarse los bloqueos son LanternPsiphon y el navegador Tor, que han experimentado una creciente demanda por parte de venezolanos.

A tal punto ha llegado la censura de internet en Venezuela que Jigsaw, una incubadora de tecnología de Alphabet (matriz de Google), probó con activistas venezolanos su app de seguridad Intra. La aplicación evita los ataques por manipulación del protocolo DNS -una especie de "guía telefónica" de internet, que identifica con nombres las direcciones del número IP-, que ha sido uno de los principales mecanismos del régimen de Maduro para bloquear sitios web.

Esto fue lo que ocurrió el mes pasado, cuando el gobierno lanzó un ataque de phishing en el que miles de venezolanos que creían inscribirse en una página de Guaidó, para ofrecerse como voluntarios para ingresar ayuda humanitaria al país, fueron desviados e ingresaron sus datos en un sitio web clon en un servidor malicioso.

Otra preocupación en Venezuela es qué tan seguras son las comunicaciones a través de aplicaciones de mensajería. Si bien WhatsApp es la plataforma más utilizada, en el país gana terreno el uso de Telegram, que tiene mayores opciones de cifrado y una especie de "modo incógnito" que autodestruye los mensajes, y en menor medida la app Signal, que es la opción recomendada por especialistas de seguridad para políticos, activistas y periodistas por su codificación punto a punto que hace casi imposible el acceso de un intermediario.

"No solo hay un temor por el monitoreo de las comunicaciones, sino también que los equipos hayan sido vulnerados y que si alguien termina siendo detenido, sus comunicaciones sean utilizadas en su contra", comenta Azpúrea.

En medio de la crisis de la infraestructura eléctrica, también son utilizadas en Venezuela aplicaciones que no necesitan de la red móvil -y que pueden seguir funcionando, por ejemplo, durante los apagones-, como Firechat, que conecta los teléfonos que están a menos de 70 metros de distancia a través de bluetooth, creando nodos que forman una malla de conexión donde se pueden enviar mensajes públicos o privados.

Batalla en las redes

Otro frente de batalla en la crisis son las redes sociales. Si bien el régimen de Maduro ha sido efectivo en el control de medios tradicionales, como la televisión y los diarios, y ha lanzado iniciativas como la controvertida "Ley contra el Odio" para amedrentar -entre otros- a los proveedores de internet, no ha conseguido silenciar las voces críticas en la red.

En Twitter, unas de las redes sociales predilectas para acceder a información en Venezuela, el gobierno ha intentado sin éxito instalar su narrativa, tal como lo demuestran las mil 196 cuentas falsas chavistas que suspendió en febrero la compañía, que acusó una campaña estatal para amplificar su propaganda. Y cuando la situación es crítica, bloquea el sitio.

Pero los venezolanos han diversificado sus vías para comunicarse. Actualmente, una de las redes sociales más incómodas para el régimen es Soundcloud, una especie de YouTube, pero solo de audios pregrabados, que es utilizada para transmitir noticias y coordinar acciones de la oposición. Las cápsulas de audio suelen viralizarse a través de WhatsApp, por lo que la CANTV actuó sobre la fuente de origen y desde hace un mes mantiene bloqueado Soundcloud.

Los venezolanos, además, tienen una comunidad muy activa en la red social Zello, una app que funciona como una especie de walkie-talkie, donde los usuarios pueden compartir mensajes privados o públicos en canales temáticos como "Venezuela hasta los tuétanos", que tiene más de 71 mil suscriptores. La aplicación irrumpió con fuerza durante las protestas de 2014, donde se utilizó como vía para organizar las manifestaciones contra Maduro, y sus descargas han aumentado 135% en el país desde que Guaidó se declaró Presidente encargado.

Billeteras digitales

La tecnología también ha sido aliada de los venezolanos -aquellos que tienen los recursos- para intentar paliar los inconvenientes de la primera gran crisis hiperinflacionaria de la era digital.

Ante la falta de dinero en efectivo por las limitaciones en cajeros, y los precios que suben varias veces al día, muchos venezolanos han optado por usar aplicaciones de pago para celulares, como Vippo Tpago , ambas desarrolladas en Venezuela. Unos 18 bancos ya tienen apps de pago electrónico.

Este caos ha provocado un boom de los emprendimientos digitales locales, algunos de los cuales incluso han logrado cruzar las fronteras, como CityWallet , un sistema para pagar los estacionamientos con el móvil, o Nekso, una app parecida a Uber (que no opera en Venezuela).

Las apps también ayudan para enfrentar la escasez de productos. Una de las más novedosas es Provitared, que permite donar, intercambiar y ubicar medicamentos, y que envía una alarma cuando encuentra uno que no estaba disponible.

También existen plataformas digitales para comprar mercadería, como la app Venezuela Market. En medio del desabastecimiento que afecta a los supermercados, que obliga a muchos a acudir al mercado negro (a los "bachaqueros") para conseguir algunos productos, hay varios sitios web que ofrecen entregas a domicilio; sin embargo, se trata de un servicio muy exclusivo, ya que los pagos usualmente son en dólares. De hecho, varias de estas páginas, como "Tu gente Venezuela" o "Te lo pongo Venezuela", están dirigidas hacia la diáspora en el exterior, para que envíen mercadería a sus familiares en el país con cajas como el "Combo ayuda" o el "Combo necesario".

Alarmas antiasaltos

Con una de las tasas de homicidios más altas del mundo (81 cada 100 mil habitantes), Venezuela también enfrenta una severa crisis de inseguridad. Y la tecnología quizás puede hacer algo al respecto.

En 2017 se lanzó el servicio de pago Pana, una aplicación móvil que opera como una especie de botón de pánico en carreteras; en caso de sufrir una avería o un accidente, se activa, se rastrea su localización y llegan rápidamente al lugar dos motoristas que ofrecen acompañamiento para evitar posibles asaltos. También fue desarrollada en Venezuela -con socios chilenos- la app Redbird tracker, que permite encontrar dispositivos robados o ubicar personas secuestradas aun cuando tengan desactivado el GPS.

Aplicaciones chavistas

El chavismo también tiene sus propias apps . Una de ellas es veQR , una aplicación para conectar el Carnet de la Patria, un controvertido sistema de identificación impulsado por el gobierno, con las actividades de las misiones sociales.

El régimen también lanzó una aplicación para facilitar la transición del bolívar fuerte al bolívar soberano: la "Calculadora Soberana", que lo único que hace es quitarle cinco ceros al valor original.

De esos mismos desarrolladores, Industria del Pixel, es la aplicación "Todo Chávez", con todos los discursos y declaraciones de Hugo Chávez, y los videojuegos "Super Bolívar", sobre el prócer independentista, y "Vamos Nico", en el que el objetivo es recorrer Caracas con Maduro y recolectar la mayor cantidad de electores para llevarlos al centro de votación.

agv

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios