Errores al preparar pozole

El pozole es uno de los platillos favoritos de la cocina mexicana, sin embargo existen algunos errores comunes que pueden restarle puntos a su sabor y presentación. Conócelos y evítalos

Pozole
Prepara el mejor pozole con estos consejos / Foto: Pixabay
Menú 06/07/2020 10:00 Sandra Acevedo CDMX Actualizada 10:00
Guardando favorito...

El pozole es uno de los platillos más famosos en la cocina mexicana, su origen se debe a la época prehispánica pero actualmente puede prepararse en muchas variantes, desde caldos rojo, blanco o verde, hasta el uso de carnes como la de cerdo, pollo y mariscos. Si quieres conocer qué errores debes evitar durante la preparación del pozole en Menú te lo diremos. 

Además de ser un platillo completo, el pozole es conocido por ser una buena fuente de vitaminas y minerales debido al maíz y los demás vegetales que se agregan en la sopa, tales como el rábano, lechuga y cebolla. La proteínas que se pueden adquirir al consumir pozole depende de la carne que se selecciona para prepararlo. 

Es importante que sepas que los siguientes consejos que te compartiremos a continuación son indispensables para que evites que tu pozole quede seco, sin sabor o con el maíz crudo, así que pon atención. 

Leer también: Aprende a quitarle el exceso de sal a la comida con estos trucos

No usar el caldo de la proteína 

Muchas veces, por la practicidad de cocer la carne en el mismo lugar que el pozole se deja de lado que es necesario agregar el caldo proveniente de la proteína, para esto tienes que poner a hervir agua y añadir la carne que seleccionaste para acompañar tu pozole

Una hora antes de que prepares el pozole puedes poner a cocer la carne en una olla con suficiente agua, ajo, cebolla y sal de grano. Cuando esté lista, empieza a prepararlo y añade el caldo para evitar que al final tu pozole quede sin sabor. 

No añadir hierbas de olor 

Las hierbas de olor como el laurel o el orégano son indispensables para que el pozole tenga un aroma y sabor únicos, es importante usar hojas de laurel durante el cocimiento del maíz, yl el orégano después de servirlo, no antes.

hojas-de-laurel.jpg (Foto: Pixabay)

Añade la cantidad de agua suficiente

Debes estar pendiente de la cantidad de agua que se consume durante la cocción, de ser necesario tendrás que añadir más líquido, sal o caldo de la proteína que seleccionaste para que no se pierda el sabor. La cantidad de agua ideal es de ¾ de la cacerola que utilices. 

Leer también: 5 beneficios de comer pozole

No limpiar el maíz 

Esto lejos de ser un error puede ser una recomendación para evitar un momento desagradable durante el consumo del pozole. Si vas a utilizar maíz cacahuazintle sin precocer, primero debes enjuagarlo en agua, luego en un recipiente o cacerola amplia debes dejarlo remojar por 4 horas en agua. Cuando pase el tiempo con tus manos retira la parte inferior de cada grano, esta suele ser dura como una cáscara. 

Para cocer el maíz quita el agua en la que se remojó y pon agua de nueva cuenta, 2 cucharadas de cal y se calienta hasta que los granos revienten. Ya listo se deja enfriar y se vuelve a enjuagar en agua para eliminar restos de cal. 

Evitar quemar los chiles

En caso de que vayas a preparar pozole rojo o verde, es importante que para el caldillo, previamente ases los chiles según sea la receta que prepararás (ya sea guajillo, ancho o poblano) procura no quemarlos hasta el punto de dejarlos ennegrecidos completamente, porque esto podría amargar tu pozole, si alguno se quema, descártalo. 

chile-guajillo.jpg (Foto: Pixabay)

Leer también: 5 consejos para que la lechuga no se oxide

Otros consejos 

La cabeza de puerco se suele utilizar en el pozole tradicional, esto porque es la pieza que concentra la mayor cantidad de sabores, sin embargo, este ingrediente puede estar presente o no en el pozole, ya que depende de los gustos de cada familia. Si no quieres que tu preparación tenga carne de puerco, utiliza piezas de pollo o mariscos

La lechuga no puede faltar en este tradicional platillo, es por ello que también es importante que evites que se oxide, para esto primero debes retirar las hojas, limpiarlas, secarlas perfectamente con una toalla de papel y guardar este alimento en el refrigerador, también puedes desinfectarlas en agua para que no se oxide rápido y se mantenga fresca.

pozole-1.jpg (Foto: Pixabay)

Temas Relacionados
pozole antojitos comida
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios