Son ganas de joder

Miguel Gurwitz

Es más fácil y rápido criticar sin analizar a fondo al equipo mexicano que enfrentará a una Alemania con aparente bajo nivel

Los escenarios son dos:

1.— Si México avanza a la final de la Copa Confederaciones es porque enfrentó a un equipo “B”.

2.— Si México queda eliminado ante un equipo “B”, entonces hablamos de un hecho vergonzoso.

Me gustaría saber si quienes ven por encima del hombro a este equipo alemán tienen la mínima idea de quiénes son sus integrantes, dónde juegan, cuántos partidos internacionales tienen o qué experiencia tienen con la selección teutona.

Seguro no, porque lo más cómodo es irse a la fácil y como los juicios a la ligera están de moda, resulta sencillo hacerse de uno en este sentido.

Hace una semana establecía en este espacio que Alemania sí podía rotar. Alemania sí podía presentar dos equipos y competir dignamente por el título, y lo pueden hacer gracias a una planeación establecida y respetada a la perfección, con una Liga sana en todos los sentidos, un entrenador que vivió un largo proceso de aprendizaje y un sistema de futbol que prioriza la formación de jugadores en lugar de la compra ¿les suena familiar?

Es justo decir que es un equipo alternativo, pero también es justo investigarle tantito para saber que hay tres campeones del mundo, ocho que estuvieron en la Eurocopa pasada, y revisar los equipos en los que milita cada uno para darse cuenta que moriríamos por tener un cuadro “B” de ese tamaño.

Sucede que muy seguido nos gobiernan las ganas de joder, de señalar, de minimizar, de criticar y de despreciar, porque repito, es fácil y rápido.

Un ejercicio simple para demostrarlo: Por todos lados escucho que Chile es de lo mejor que tiene el futbol actualmente: Alexis, Vidal, Bravo, Medel, Vargas, etcétera. Ese mismo campeón de América que nos humilló hace dos años y en el que no hemos escatimado en elogios. Bueno, pues resulta que ese mismo equipo empató con esta Alemania “B” y también con Australia, pudiendo perder con este último rival. Y por si usted no vio el juego, Chile jugó con casi todas sus estrellas y de milagro rescató el empate para avanzar a las semifinales. Entonces, ¿México, con un equipo alternativo tiene la obligación de golear a Nueva Zelanda, pero Chile sí puede empatar y casi perder ante Australia?

¿Verdad que no medimos igual? ¿Verdad que a veces nos gana la soberbia?

No sabemos cómo será el juego, quién ganará, si está o no disponible Javier Hernández, si Diego Reyes lo verá desde la tribuna (que es lo más seguro), si Javier Aquino formará parte del cuadro titular, si el arbitraje nos perjudica o nos favorece... No sabemos nada, pero nuestra conclusión está lista para los dos escenarios posibles. Verdad que son ganas de joder.

¡He dicho!

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios