50 años del Super Bowl

José Xavier Návar

El gran negocio que ha sido y que es el Super Bowl en muchas partes del mundo, menos en México, en materia de DVD o Blu-ray con, no sólo con el puntual seguimiento desde el primer legendario encuentro entre los Vaqueros de Dallas y los Empacadores de Grenn Bay, en el llamado Superbowl del Hielo, sino desplegando lo último en tecnología digital de punta para coberturas totales y cientos de horas de parafernalia y momorabilia adicional hasta que, el año pasado, en la edición 49, los Patriotas de Nueva Inglaterra aceptaron el regalo de los Halcones Marinos, para llevarse el trofeo Lombardi, con el coraje de Pete Carrol, se ha vuelto uno de los negocios deportivos más rentables de la historia.

Alguna vez PolyGram México (ahora Universal Music México) tuvo la concesión de la NFL para vender en tiempos del VHS los Yearbooks de todos los equipos que componen uno de los negocios planetarios más grandes. Sin embargo, dejaron pasar la oportunidad por negligencia operacional de gente que no tuvo la visión necesaria para capitalizar un negocio redondo. Desde ese entonces las ventas de jerseys y la memorabilia deportiva en diversas presentaciones no ha parado, menos en DVD y, más recientemente, en Blu-ray. De ahí las ventas de todas las ediciones del evento más importante de un solo día en el mundo, en ediciones importadas en varias modalidades que, desde luego, han llegado también a la marca no registrada de Juan Pirata, con todos los featuretes casi inimaginables: el juego en modalidad con y sin reunión, highlights, entrevistas, legados, boletos coleccionables, historia de los anillos conmemorativos, programas oficiales y más.

Los adictos a la NFL se pueden encontrar con cuatro boxeds que contienen los primeros 40 Super Bowls. De ahí en adelante, el balón suelto cambia a formato de DVD oficial o Blu-ray, hasta este año en que aparecerá, sin duda, la Caja 5 con los 10 últimos Superbowls, incluido el 50 de mañana, en que Peyton Manning (Broncos) se pueda retirar con dos opciones viables: con toda la gloria (si es que las Panteras se lo permiten) o con todos los golpes del mundo que aun lo puedan retirar antes de que finalice el partido. En las vegas los apostadores profesionales no le dan muchas posibilidades al que este año dio inesperadamente el viejazo por causa de sus operaciones en el cuello y su fascitis plantar, pero no hay que descartar sorpresas como la intercepción de Butler, que en un segundo cambian todo. Manning saldrá como el favorito sentimental, aunque a Panteras eso no les va a importar a la hora de tratar de comérselo vivo en el emparrillado. Como siempre a la hora de la salida del correspondiente DVD o Blu-ray (que estará en la calle tres semanas después del juego) será comprado a mansalva.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios