Estrenos: aciertos y fallas

José Xavier Návar

Mientras mañana juegan los Patriotas de Nueva Inglaterra contra los Broncos de Denver y los Cardinales de Arizona van contra las Panteras de Carolina, para ver quién llega al Superbowl 50, el Dr. Bennet Omalu (Will Smith), el neuropatólogo forense que descubrió el síndrome de post conmoción cerebral que ha mandado al otro mundo a varios jugadores de la NFL, luego de ser humillado en gran parte de la película Concussion, de Peter Landesman, tiene por fin una oportunidad de hablar con varios jugadores y concientizarlos. ¿Y qué hace?: tirarles otro rollo que nada tiene que ver con lo que muchos arriesgan en el emparrillado. Dicho en otras palabras, el nigeriano lleva el ovoide hasta la yarda uno; pone primero y gol y ¡no anota!

•¿Se habrán vuelto locos los venerables miembros de la Academia hollywoodense que entregan los Óscares? Muchos piensan que sí, sobre todo por las 10 nominaciones que le han dado a Mad Max Fury Road, la borrachera visual en código de western punk (sin que desmerezca, eso sí, su acción endiablada), que ha dirigido un pachequísimo George Miller. ¿Para qué hacer una cuarta entrega con un guión tan poco creíble, cuando ha quedado para la posteridad la mejor película de la saga: The Road Warrior?

•Si se quieren justificar las salvajadas y ver lo que pueden hacer dos locos (los hermanos Reggie y Ronnie Kray —uno de ellos interpretado por Tom “Mad Max” Hardy—) con martillos en mano, hay que ver Legend, la cinta del inglés Brian Helgeland (el de Payback, aquel memorable thriller de venganza con Mel Gibson), en la que se narra la vida descarriada del par de gangsters británicos que en los años 60 hicieron escuela de la mala vida.

•El próximo lunes 25 de enero llegará a las pantallas de Fox la mini serie de seis episodios del regreso de los X-Files, con dirección múltiple que incluye hasta al creador de la legendaria serie que llegó a nueve temporadas: Chris Carter. Fox Mulder y Dana Scully, 13 años después de sus mejores episodios, trataran de revivir la mística y filosofía de la vieja serie, adaptándola al cibernético presente de teorías conspirativas, muchas de las cuales, antes de este sorpresivo regreso, sólo eran defendidas por el mismísimo Jaime Maussan, Menos mal que ya están de vuelta David Duchovny y Guillan Anderson, porque el asesor de la Secretaría de la Defensa Nacional, estaba solo contra el destino.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios