Suscríbete

Ya perdimos al paciente

Eduardo Brizio

Entre los líderes de opinión de nuestro país en materia balompédica, hay de todo, como en la viña del señor

Entre los líderes de opinión de nuestro país en materia balompédica, hay de todo, como en la viña del señor. Están los eternos sembradores de veneno a quienes nada les parece. Por otro lado están los que jamás se comprometen, quienes cuando algo está bien, lo aplauden y cuando algo está mal, lo justifican, todo lo ven color de rosa; tanto así, que llegan a pasar por mesurados. También están los porristas dispuestos a sacar la matraca ante la menor provocación, especialistas en desviar la atención en momentos de crisis. Existen algunos “mesurados de a de veras”; pero (desgraciadamente) son muy poquitos.

Algunos de ellos han tratado de menguar las enajenadas, demencias esquizofrénicas del consorte de la liendre, afirmando (temerariamente) que “nada se le puede reclamar desde el punto de vista futbolístico” ¿Perdón?, además de solicitar a los medios que enfoquen sus críticas en cuestiones de cancha.

Pues bien, durante la Copa del Mundo Brasil 2014, al ‘Piojo’ le sacaron el partido importante frente a Holanda, en los últimos 10 minutos. Pagó la novatada, se equivocó al ingresar a Aquino y Van Gaal le ganó la partida reordenando su oncena en el receso para hidratarse.

A pesar de haber hecho un papel similar al de otros Mundiales, Miguel Herrera fue exonerado por tres factores: por su carisma, debido a que México jugó mejor de lo que se esperaba y porque nos sienta muy bien el papel de víctimas.

Nos han saqueado los españoles y los estadounidenses, nos ha robado la clase política…. ¡No era penal!

Ahora en la Copa América se equivocó en la convocatoria. Le faltó cabildear para llevar un equipo más competitivo (trascendió que bien pudo llamar al ‘Chícharo’ a los dos torneos y tal vez a Diego Reyes también). Era la oportunidad para los naturalizados (La ‘Chilindrina’, el ‘Chaco’ y Lucas Lobos). Escapa a mi entendimiento que no haya convocado a Jesús Molina, quien es bicampeón (con América y Santos) y tampoco lo lleva a la Copa de Oro.

Mier o Alanís eran más titulares que el ‘Topo’. Se aferró a jugar con su línea de 5 cuando por ejemplo, Ecuador, tenía un solo eje de ataque. Sacó a Güemez (un contención) y metió a Fabián (un creativo), acabó el partido tirando patadas de ahogado jugando con tres centros delanteros…. Ya perdimos al paciente.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios