Soñar no cuesta nada

Eduardo Brizio

Esta noche el ‘Coloso de Santa Úrsula’ se vestirá con sus mejores galas para recibir la semifinal de vuelta de la ‘Concachampions’, en donde el Herediano de Costa Rica llega arriba en el marcador, luego de humillar a los millonetas al son de tres goles por cero en el partido de ida.

Hace algunos años era inimaginable que un equipo centroamericano fuera capaz de llenar el Azteca; así como que la porra americanista se reuniera en el aeropuerto a recibirlos hostilmente. ¡Cómo han pasado los años… las vueltas que dio la vida!

La verdad sea dicha se antoja difícil que los de Coapa puedan lograr la hombrada de remontar un marcador tan adverso. Por principio de cuentas debemos recordar que su cancerbero titular, Moisés Muñoz, se encuentra todavía lesionado; por lo tanto, será Hugo González (en buena parte responsable de la goleada que se llevaron en Costa Rica) el encargado de pararse bajo los palos.

A esto hay que añadirle las suspensiones de Michael Arroyo, quien fue expulsado en el partido de ida y de Paolo Goltz, sancionado (en la mesa) por la brutal patada propinada a Cristhian Lagos en la cabeza, cuando el balón ya no estaba en juego. Caro le salió a los emplumados jugar tan revolucionados y al filo del reglamento en Heredia, confundiendo la garra con la violencia.

Para mi gusto, los primeros 20 minutos serán de capital importancia. El América va a salir con todo y si logran hacerse presentes temprano en el marcador, un ‘López Obrador’ (rayito de esperanza) se podría asomar por la ventana.

Si los ticos son capaces de soportar la presión inicial, entonces podrán manejar el partido. Si termina el primer tiempo sin que los dirigidos por Gustavo Matosas acorten la distancia, estaríamos hablando de una misión imposible, toda vez que las Águilas caerían en desesperación, dando pie a que el Herediano ensucie el encuentro. Si los visitantes meten un gol, sería el acabose; ya que para eliminarlos, les tendrían que meter cinco.

El duelo será dirigido por una cuarteta guatemalteca comandada por Walter López (el mismo que recientemente pitó el “amistoso” México vs. Paraguay en Kansas City),

Por lo pronto, el América puso la mira muy alto. Habló desde un principio de jugar el Mundial de Clubes, para lo cual, es menester coronarse en la ‘Concachampions’.

El Azteca pesa, la altura sobre el nivel del mar cuenta, el América es un gran equipo… soñar no cuesta nada.

[email protected]

 

Guardando favorito...

Comentarios