El Congreso pierde a un líder

Amy Glover

La vida política en EU acaba de complicarse aún más y los conflictos entre los partidos irán en aumento

John Boehner, el líder de la Cámara de Representantes y uno de los hombres más poderosos del gobierno estadounidense, decidió ayer no solamente dejar su puesto de liderazgo dentro de la Cámara, sino jubilarse a finales de octubre. El día anterior, Boehner lloró enfrente de las cámaras durante el discurso del papa Francisco y parece que esta decisión fue un resultado del entendimiento de que el poder no sirve si debilita a la institución donde él ha servido desde 1990.

Desde hace semanas los republicanos, que tienen la mayoría en la Cámara, han estado enfrascados en un debate interno sobre el presupuesto. La ultraderecha prefiere cerrar el gobierno que seguir otorgando fondos a la organización no gubernamental Planned Parenthood (Familias planeadas). Boehner es muy conservador y siempre ha estado en contra del derecho al aborto y entre los varios servicios que ofrece Planned Parenthood está el aborto. Pero aun así, Boehner buscaba una solución negociada con los demócratas para evitar un voto en contra del presupuesto en su conjunto que cerraría la cortina al gobierno federal a partir del 30 de septiembre. Recordemos que cuando la ultraderecha —liderada por novatos irresponsables como Ted Cruz, de Texas— cerró el gobierno en 2013, generó un caos en los mercados y una pérdida de confianza en el gobierno estadounidense a nivel mundial.

Boehner decidió que no podría apoyar un cierre de gobierno, a la vez que ya no podía resistir la presión de la ultraderecha. Ahora existe la posibilidad de que él todavía tenga tiempo para evitar un cierre antes de que se vaya, pero la persona que lo va a reemplazar a partir de octubre será del ala radical republicana.

El presidente Barack Obama dijo que a pesar de sus diferencias, Boehner siempre le había tratado con respeto. “Hay miembros de su partido que consideran que llegar a un acuerdo es una señal de debilidad o traición. Cuando tienes un gobierno dividido y una democracia, llegar a acuerdos es necesario,” explicó Obama.

La vida política en EU acaba de complicarse aún más y los conflictos entre los partidos irán en aumento. Ante las diferencias ideológicas, se extrañará el liderazgo y el compromiso del diputado Boehner.

Directora de McLarty Associates

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios