Se encuentra usted aquí

Angela Merkel, la persona del año

Este año, la lista fue larga y se abrió a votación en redes sociales. Hubo contendientes de la estatura moral de la Premio Nobel de la Paz: Malala Yousafzai quien casi pierde la vida por defender su derecho a la educación contra el régimen Talibán
14/12/2015
02:13
-A +A

Cada año, la revista Time elige a la persona más relevante e influyente de la actualidad mundial de entre una serie de líderes políticos, sociales, tecnológicos, empresariales, culturales e incluso del mundo de la farándula.

Este año, la lista fue larga y se abrió a votación en redes sociales. Hubo contendientes de la estatura moral de la Premio Nobel de la Paz: Malala Yousafzai quien casi pierde la vida por defender su derecho a la educación contra el régimen Talibán. También se consideró al presidente de Rusia, Vladimir Putin, e incluso se consideró a verdaderos villanos, como Abu Bakr Al-Baghdadi, líder del grupo terrorista ISIS y hasta al populista de Donald Trump.

Pero al final, el reconocimiento de Time fue para Angela Merkel, la canciller de Alemania. “Austera”, “seria”, “seca”, con pocas expresiones, “sin oratoria extraordinaria”, son algunos de los calificativos que se usan a menudo para describirla. Detrás de esa fachada, hay una líder que ha superado todas las pruebas imaginables en la profesión política. Como lo señala un estupendo perfil en The New Yorker, titulado “The Quiet German” (“La alemana discreta”), Angela Merkel es una anomalía en la élite política alemana: es mujer, es científica y es una “Ossie”, es decir, viene de la Alemania comunista, pertenece a la Unión Demócrata Cristiana de la que fue presidenta en 2000. Desde 2005 es jefe del gobierno federal de Alemania. Ha impulsado el crecimiento de Alemania, y al mismo tiempo ha mantenido unificada a una Europa atribulada y dividida por crisis económicas profundas, logró de su país un liderazgo económico y político en el mundo.

La prueba más reciente que Merkel ha transitado es la crisis de refugiados provenientes de Siria. Ella ha promovido un nuevo liderazgo de su país como una nación dispuesta a aprender de su terrible pasado y construirse un nuevo futuro como una democracia solidaria con la comunidad internacional. Consistente con esta actitud de contrición, dio paso a los refugiados sirios con la política de “Wilkommen”, decisión que cambió la postura de varios jefes de Estado que abrieron las puertas de sus naciones ante esta crisis humanitaria. Por supuesto que esto le ha traído sus enemigos. Hoy, Europa es un buen lugar para que renazca el discurso del odio, tan conveniente para algunos oportunistas. Pero Angela Merkel se ha mantenido firme en su postura, porque eso es lo que hacen los liderazgos éticos.

Habrá muchos análisis del perfil y el legado de Merkel. Pero al final del día, lo que propios y extraños le reconocen es que ha sabido ejercer su liderazgo de manera ética y efectiva. Es una política que sabe el valor que tiene el diálogo y ha estado dispuesta a negociar con aliados y adversarios cuando hay un bien superior en juego. Dicen que ella es de las que “habla el 20% del tiempo y escucha el 80%”.

Hay quienes consideran que es demasiado cauta o que no tiene una retórica más ruidosa. Pero siempre ha sorprendido con resultados concretos a quienes han cometido el error de subestimarla. Angela Merkel es una líder hecha y derecha. Por eso, me da mucho gusto que haya sido elegida “Persona del Año”.

POR CIERTO. Angela Merkel es apenas la cuarta mujer que Time reconoce individualmente como “Persona del Año”. En otros momentos han reconocido a las mujeres como colectivo, por ejemplo en 1975 premiaron a “La Mujer estadounidense”. Pero desde 1929, sólo cuatro mujeres han recibido esta distinción: en 1936 Wallis Simpson, la mujer por la que el rey Eduardo VIII renunció a la Corona de Inglaterra. En 1952 fue la reina Isabel II. En 1986 Corazón Aquino quien fue presidenta de Filipinas después de una lucha de resistencia civil. Y 29 años después, reconocen a Angela Merkel.

Estoy segura de que no pasará mucho tiempo para que reconozcan a otra mujer con ese título, porque las mujeres ya estamos en todas partes.

Abogada

Margarita Zavala
Abogada, ex diputada y defensora de la equidad de género.

Comentarios