Se encuentra usted aquí

Y otra vez el tipo de cambio

El tipo de cambio vuelve a tomar los reflectores y el peso se deprecia de forma acelerada y se anticipa otra intervención de las autoridades monetarias
01/06/2016
01:55
-A +A

Por Laura Iturbide Galindo

Una vez más en mayo, el tipo de cambio vuelve a tomar los reflectores y el peso se deprecia de forma acelerada y se anticipa otra intervención de las autoridades monetarias. Así, a pesar de una menor aversión al riesgo y el “rally” observado en los precios del petróleo, la incertidumbre y tensión geopolítica, han sido causales de la volatilidad cambiaria.

La economía en México creció 2.8% en el primer trimestre, mejor de lo esperado, producto que el mercado interno se vio fortalecido por una baja inflación, lo que ha favorecido al crédito al consumo y la generación de empleo. Las cotizaciones de los principales crudos marcadores ya rondan los 50 dólares por barril (d/b) y la mezcla mexicana está cercana a los 40 d/b, 110% superior a su mínimo del año, pero la posibilidad de una política monetaria más agresiva en China; la posible salida de Gran Bretaña de la Unión Europea; el continuado flujo migratorio a Europa y sobre todo la esperada alza de tasas de interés por parte de la Reserva Federal a mediados de junio, alteraron las expectativas en los mercados y generaron un brusco cambio en la tendencia del peso.

Las operaciones especulativas internacionales se han visto desincentivadas porque el costo de la cobertura resulta mayor a las derivadas de las ganancias del diferencial de tasas entre México y Estados Unidos y esto ha ahuyentado al inversionista estadounidense. Ahora que la economía de este último país comenzó a evidenciar una mejoría, a través de las cifras económicas reportadas, las autoridades monetarias de este país han considerado subir sus tasas de referencia, antes de lo anticipado.

De esta manera, para retener los capitales de corto plazo (la tenencia en Cetes por extranjeros se ha contraído en casi 50 mil millones de dólares desde el “pico” de julio de 2014). Banco de México sólo le resta ampliar el diferencial de tasas con Estados Unidos. Empero la intervención seguramente irá más allá de un incremento entre 25 y 50 puntos bien adicionados a la tasa de interés (incluso antes de la Reunión de la Fed el 15 de junio), sino también que la Comisión de Cambios activará el mecanismo de venta de dólares a discreción.

Hoy la economía es percibida de forma diferente que hace un par de años, con riesgos financieros crecientes. La estabilidad fiscal fue comprometida sin realmente lograr una mejoría económica. De hecho, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció una ampliación a la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional de México (FMI) de 67 a 88 mil millones de dólares que, sumado al monto de Reservas Internacionales, se crea un blindaje financiero de 265 mil millones de dólares (ligeramente más de 8 veces el déficit en Cuenta Corriente). Por otra parte, la SHCP está analizando un programa de cobertura para el petróleo en 2017 para asegurar un precio promedio de 35 dólares el barril; asimismo esta dependencia ha anunciado un nuevo ajuste presupuestal para el próximo año (el gasto programable sin inversión de alto impacto económico y social se disminuirá en 175.1 miles de millones de pesos (mmp) y es adicional al ajuste preventivo de gasto anunciado en febrero por 132.3 mmp. Todas estas acciones van encaminadas a ganar credibilidad internacional. Lo cierto es que la deuda en proporción al Producto Interno Bruto (PIB) sigue aumentando año con año y ahora esta debilidad macroeconómica está presionando al tipo de cambio nuevamente y tendrá que ser sorteada con tasas de interés más altas.

En lo que resta del año, el ambiente internacional no pinta mejor, ya que ahora se añadirá la carrera electoral en Estados Unidos, en donde Donald Trump al frente del partido republicado seguirá muy probablemente con su discurso anti Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que no abona a nuestro país.

El peso vuelve a estar en la mira y ahora la culpa no se puede imputar a la “caída” del precio del petróleo y esto, ciertamente, comienza a incomodar a las autoridades.

Directora del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac en la Universidad Anáhuac, México Norte

Directora del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac en la Universidad Anáhuac, México Norte