Secuelas inútiles

José Xavier Návar

Hay películas a las que más vale dejar descansar, sin embargo, muchos de los grandes estudios, antes de embarcarse en nuevas propuestas que conllevan cierto riesgo, prefieren apostar sobre temas que, piensan, con el solo nombre y su correspondiente remake, son capaces de atraer a las masas y convertirse en un éxito como en el pasado.

La mayoría resultan estrepitosos fracasos. Aquí algunas de las que no debieron ser filmadas:

En 1959, William Wyler, filmó la clásica y recordada Ben-Hur, con Charlton Heston: un drama romano épico con una historia de amistad, traición, esclavitud, religión, redención y venganza. Cincuenta y siete años después, en pleno 2016, Timur Bekmambetov cuyo antecedente romano se remota a The Arena (2001), una Serie-B, dirige al amparo de Paramount la nueva versión de Ben Hur, que muchos críticos han calificado como un desastre épico con muy poca imaginación y un reparto que incluye al próximo a ser inducido al Salón de la Fama Geriátrico, Morgan Freeman. La carrera de cuadrigas romanas, su fuerte, está muy en deuda con la saga de Rápido y Furioso, dentro de una sobredosis de aburrición.

Una vez al año una de Tarzán no hace daño: Davis Yates, el de la saga de Harry Poter se embarca a pedido y dinero de Warner Brothers con The Legend of Tarzan. El nuevo Rey de la Selva es ahora Alexander Skarsgard que hace años que ya no vive en la jungla africana y que ha cambiado de status: ahora es un burgués. Así que lord Greystoque, como Cuauhtémoc Blanco en Cuernavaca, es tentado por la política y hasta le ofrecen un cargo de embajador. Afortunadamente está en el reparto Chrostopher Waltz que, como capitán belga, trata de salvar esto. Prácticamente ningún género cinematográfico exitoso ha escapado airoso del remake. Ahí están los ejemplos de cintas que debieron haberse dejado en santa paz. Sin embargo, cómo explicarle a los jerarcas de Hollywood que, según la técnica del campanazo e invirtiendo poco más que una bicoca, puedan conseguir un sonoro madrazo en las taquillas de medio mundo. Todos los buenos filmes siempre están en la cuerda floja a la hora de las “nuevas versiones” como bien pueden dar testimonio las películas originales como Shaft, Poltergeist, El despertar del diablo, El Gabinete del Dr. Caligari, Las diabólicas, Viernes 13, King Kong, Godzilla, Wickerman, La Profecía, Peter Pan, El Planeta de los Simios, Solaris, Los Siete Magníficos, The Texas Chainsaw Massacre, Asalto al Precinto 13, Nosferatu… La lista es larga y al parecer interminable, pero el descaro no. Por eso ya se preparan remakes para tratar de recuperar antes que credibilidad, billetes verdes. Caiga quien caiga. Nadie se sorprenda si ahora que murió Chachita se filma un remake de Ustedes los ricos o una nueva versión de El Rey de barrio.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios