Pásenle a lo barrido

José Xavier Návar

Terciopelo Azul

Puras finas personas: Facundo, El Borrego Nava, Lalo España, Galilela Montijo y Sofía Sánchez Navarro hacen las voces de la serie española de culto: Mortadelo y Filemón, que van en una especie de superlibre contra el más descerebrado criminal del mundo: Jimmy El Locuaz. Los dos agentes del bien televisivo hispano (creados por Francisco Ibáñez) de los que no se hace uno, recuerdan en mucho a los monos de Wallace y Gromit, y son parte de la agencia de recontra-inteligencia, la TIA (en una clara alusión a la vieja serie estadounidense de espías de culto: The Mán Fron U.N.C.L.E., que aquí en México se conoció hace años como El Agente Secreto de Cipol. No es la primera vez que Mortadelo y Filemón aparecen en algunos de los episodios rodados originalmente en la madre patria entre 1969 y 1970 y que han salido en formato de Blu-ray, bajo la férula de Zima Entertainment.

Hay que explotar al fenómeno zombi hasta exprimirle la última gota de sangre más allá de las temporadas de The Wlking Dead. De eso se trata la precuela o spin-off que acaba de aparecer en el mercado del Blu-ray, para una trasfusión urgente de sangre y credibilidad que puedan inocular en los fans que están a punto del agotamiento por la repetición de esquemas sanguinolentos. El escenario es en la ciudad de Los Ángeles, que muestra los orígenes del virus y su rápida y mortal expansión desde el punto de vista de una atípica familia estadounidense. Su episodio piloto, tan arriesgado como convincente, no sólo en cuestiones de sangre, sino de la estética de esta en torno a la historia, está dando mucho de qué hablar.

Ya en la vena paródica del fenómeno zombi, Paramount lanza la parodia A la *&$%! con los zombies, donde un grupo de boyscouts deben salvar su ciudad de lo que se avecina como el apocalipsis zombi. Ideal para el público con mentalidad de Bob Esponja, Tortugas Ninja. Adam Sandler y Glee, y aspiraciones de Gray’s anatomy. Repleta de infinidad de gags de cualquier calibre, malas buenas palabras que no le dirán nada para los fans del género, pero le encantará a la generación iPod que se regodeará en los lugares comunes, los chises escatológicos de cuarta y las situaciones verdaderamente guarras. Dicen que, contra todos los pronósticos, será la favorita de Álvaro Cueva, Nelson Carro y Carlos Bonfil.

Por no consultar al experto y gurú de Tercer milenio, Jaime Mussan, que no le teme a sus similares del Mufon porque, para eso es el consultor de la Sedena, en materia de ovnis y amenazas extraterrestres, Día de la Independencia: Contraataque, deja mucho que desear a pesar de lo espectacular de sus (de)fectos especiales. Como los terrícolas paranoicos temen un nuevo regreso de los invasores, usan la tecnología dejada por ellos 20 años atrás. Sólo que éstos se han renovado y prometen darle una paliza a la humanidad. Y ni recurrir al escuadrón Marvel, ni a las alianzas de superhéroes, ni al Santo, Demon y Mil Máscaras. Lo mejor y único salvable es que, por fortuna, no vemos por ningún lado a Will Smith, el único acierto de este blockbuster de temporada.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios