Eagle Vision-Universal Music

José Xavier N.

Neblina Morada

Hasta hace casi un año, la distribuidora mexicana JM tenía a su cargo el catálogo de Eagle Vision, uno de los mejores y más extensos de rock a nivel mundial con artistas en concierto como Paul McCartney, Rory Gallegher, Rush, Eric Clapton, Pink Floyd, ZZ Top, The Doors, Jeff Beck, Alice Cooper y Metallica, entre muchos. Sin embargo, al ya no dedicarse a la exportación, fue tomado por Universal Music, que importó una considerable cantidad de conciertos y algunos rockumentales que valen la pena. Por regla general es bien sabido que este tipo de producto no se les da a los periodistas roqueros.

Eso se da por descontado. Aunque en tiempos de JM, su departamento de prensa siempre tenía la deferencia de facilitar, aunque no a todos, algunos ejemplares de importación de artistas que les interesaba promover. Lo que sorprende ahora es que Eagle Vision pertenece al roster de Universal Music, y que más de una docena de títulos importados por la disquera (perforados, como otros tantos productos promocionales), hayan aparecido —aparte de en la cadena Mixup, como es de suponerse—, en las inmediaciones de Salto del Agua y Tepito (donde la vida digital casi no vale nada) en venta directa a precio de me lo llevo. Asiduos a esos espacios donde un DVD o Blu-ray original puede conseguirse entre 50 y 80 pesos, o incluso menos, se sorprendieron por la cantidad de títulos importados por Universal Music que de alguna forma fueron a parar ahí. Sin tener que acceder a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, se sabe que en la disquera el único que tiene pleno dominio para autorizar cualquier promoción con el poder de su firma es el director o gerente de la disquera, Alfredo Delgadillo, designado como en los viejos tiempos del PRI, por dedazo.

Delgadillo, que como disquero no es nada ducho en materia de música, le reporta a Víctor González, presidente de Universal Music Latin Entertainment que, a su vez, le rinde cuentas a Jesús López, presidente de Universal Music Latinoamérica y la península ibérica, Universal Music Group Inc., que fueron los que extrañamente le dieron la alternativa. Como sea, estos altísimos ejecutivos deben estar, si no contentos, sí al menos sorprendidos por las iniciativas de ventas nada ortodoxas de su talento joven para el negocio alternativo de la venta de conciertos y rockumentales de un catálogo tan prestigiado que, por otro lado, digamos por el lado oscuro de la fuerza, para estar en boga con la nueva película de Star Wars, ya no tarda, si no es que ya llegó a la fracción bucanera, que lo oferta en un rango que va de los cinco a los 10 pesos, por unidad.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios