INE pide modificar ley para evitar los amplios recuentos de votos

Los consejeros del Instituto Nacional Electoral plantearon la posibilidad de que se ponga en práctica la urna electrónica para optimizar tiempos y certeza de los comicios
Reunión del INE
Archivo / EL UNIVERSAL
04/07/2018
12:28
Horacio Jiménez y Carina García
Ciudad de México
-A +A

[email protected]
Los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) solicitaron modificar la ley para evitar recuentos de votos tan amplios, aun cuando haya ventajas tan amplias como la que consiguió Andrés Manuel López Obrador el pasado domingo; incluso plantearon la posibilidad de que se ponga en práctica la urna electrónica para optimizar tiempos y certeza de los comicios.

Al fijar su posición ante el Consejo General del INE en el inicio del recuento del 73% de los paquetes electorales de la elección presidencial, el consejero presidente, Lorenzo Córdova aseguró que los recuentos solamente arrojan variaciones mínimas de los porcentajes y pidió eliminar la “desconfianza” que hay en contra del conteo de votos que hacen los ciudadanos.

“La desconfianza está ahí, no se confía necesariamente en el trabajo de los ciudadanos, desde la ley, por eso los partidos políticos tienen derecho a presentar representantes que vigilan el trabajo de los ciudadanos en el cómputo de los votos en las casillas, nada más que la desconfianza es grande y, por lo tanto, con el paso del tiempo se hizo de los recuentos en los cómputos distritales, no una práctica excepcional, reparadora de eventuales errores, sino una práctica ampliamente difundida, ¿por qué?, porque al final del día, y así lo muestra nuestra historia, no se confía en los ciudadanos aleatoriamente seleccionados para contar los votos”, dijo Lorenzo Córdova.

Cuestionó que arrojará el recuento enorme de apertura de paquetes, y dijo que eso provoca que los votos se cuenten dos veces, y eso es producto de la desconfianza a pesar de que los cuentan los ciudadanos imparciales, aleatoriamente seleccionados, y luego los cuentan los funcionarios electorales de nuevo bajo la supervisión de los partidos políticos “porque no se confía en los ciudadanos”.

“¿Saben qué va a pasar?, me anticipo a riesgo de cometer una equivocación, pero bueno, me atengo a lo que ha ocurrido, a lo que la historia nos enseña, que se detectarán eventuales errores aleatorios, producto del trabajo de ciudadanos que en esta ocasión, incluso a las 4 de la mañana del 2 de julio seguían contando votos en virtud de la figura de la Casilla Única.

“Es decir, se va a constatar que los ciudadanos hacen bien su trabajo. Es decir, se va a constatar que vamos a someter a nuestros consejos distritales, a los representantes de los partidos políticos en los mismos, a un trabajo que la Ley establece ininterrumpido y que venturosamente hemos abierto la posibilidad de que haya algún tipo de espacio de descanso para que al final del día concluyamos una vez más que los ciudadanos hacen bien su trabajo”, agregó.

En este sentido, el consejero Marco Antonio Baños, secundó a Córdova Vianello, pero pidió revisar la utilización de la casilla única y la implementación del voto electrónico.

“Es un despropósito, y eso, en mi opinión, tendría que ser revisado aquí concretamente en el caso de la elección Presidencial, existe una diferencia clara entre los contendientes y eso tendría que llevar a replantear algunos supuestos en las normas, eso es un hecho”, dijo Marco A. Baños.

Dijo que es tiempo de que la discusión del voto por voto y de la incorporación de causales de recuento a la Ley sean revisadas, “pues estamos en el preámbulo de una reforma que debe ajustar ese procedimiento”.

“Aquí hay elecciones fundamentales que tendremos que revisar, insisto, particularmente sobre el modelo de la Casilla Única, pero también respecto de cómo estamos haciendo los cómputos, si hay diferencias tan importantes entre los diversos actores en la contienda y los resultados indican de manera clara quién ha ganado, pues me parece que el tema de los recuentos tiene que ser regulado en una perspectiva diferente, habida cuenta que además los recuentos lo que hacen invariablemente es confirmar el resultado de las actas de escrutinio y cómputo”, dijo Baños.

Por su parte, el consejero Ciro Murayama dijo que el recuento es una falta de respeto a los ciudadanos que estuvieron en las casillas el pasado domingo, y recordó que hay una diferencia de 30 puntos entre el primero y el segundo lugar, y aún así se van a recontar el 74% de los paquetes electorales y a eso los lleva la norma.

“¿Saben qué hay que decir? Que la norma está mal, es inútil e inhumano el recuento, en estos términos. Me dicen, me dirán: “bueno, es que esta elección es amplia”, ¿y si fuera cerrada?, si fuera cerrada, ¿saben qué pasaría?, que habría una tensión política de enormes dimensiones en cada Consejo Distrital, y al final ¿qué ocurriría? Nada, ¿por qué? Porque la gente cuenta bien los votos, porque los representantes de los partidos ahí estuvieron, porque la dinámica es exactamente la misma, luego en el Consejo Distrital”, explicó.

Ciro Murayama agregó que el recuento se basa en la suspicacia y en la desconfianza hacia los funcionarios de casilla, y ahí está la clave de la confianza del proceso electoral, en que son ciudadanos ajenos a los partidos políticos, designados a través de la azar, capacitados, los que se hacen cargo de la elección en el momento clave el día de la jornada electoral.

“Este es el momento de reconocer que el barroquismo que nos ha caracterizado empieza a resultar inútil, caro y dañino. Es el momento de discutir la urna electrónica”, dijo Murayama. 

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS