Una subsecretaría fantasma con muchos millones por ejercer

CRIMEN Y CASTIGO

Una subsecretaría fantasma con muchos millones por ejercer
Natalia Toledo. Foto: Achivo El Universal
Cultura 23/12/2020 01:45 Periodistas Cultura Actualizada 10:29
Guardando favorito...

Hace unos días nos enteramos de la renuncia de Natalia Toledo a la Subsecretaría de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura, de que ésta se quedará acéfala y de que sus funciones estarán a cargo de la propia secretaria de Cultura, Alejandra Frausto y de la Subsecretaría de Desarrollo Cultural, dirigida por Marina Núñez. Se aseguró que la decisión responde a cuestiones de austeridad y se negó su desaparición. Pero entones ¿cómo se harán responsables de los casi 438 millones que tiene Diversidad Cultural para 2021? Según el Manual de Organización General de la Secretaría de Cultura, la subsecretaría que dejó Toledo tiene a su cargo cinco direcciones generales, entre ellas Vinculación Cultural, responsable del programa estrella de Cultura Comunitaria, y tiene 20 facultades que van desde “coordinar los programas y las acciones culturales de carácter comunitario y las tendientes al fortalecimiento del tejido social en municipios con índices significativos de marginalidad” hasta establecer “los criterios para la elaboración de la Agenda Digital de la Secretaría de Cultura, así como coordinar las acciones para su instrumentación”. Al parecer no es poca cosa. El que mucho abarca poco aprieta. Veremos cómo termina este nuevo episodio de la austeridad republicana.

Una subsecretaría fantasma con muchos millones por ejercer

La fecha de la fundación de Tenochtitlan ha estado a discusión recientemente, las referencias históricas apuntan a que ocurrió en 1325, pero algunos han señalado la posibilidad de que el año fuera 1321. El año pasado el maestro Eduardo Matos Moctezuma y los doctores Rafael Tena y María Castañeda de la Paz discutieron al respecto en una mesa organizada por el INAH, en la que concluyeron que fue 1325. Sin embargo, el Presidente conmemorará el otro año los 700 años de la fundación de Tenochtitlan. Matos mostró su desacuardo, pero la secretaria de Cultura zanjó así el tema: “Bienvenida la discusión académica y bienvenida la discrepancia en estas teorías”. Y tan tan. Ahora sí que haiga sido como haiga sido, habrá fiesta por los 700 años.

Temas Relacionados
Crimen y Castigo
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones