22 | ABR | 2019
Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados
Foto: tomada de Twitter @SergioMayerb

“Es por gastos superfluos”, Secretaría de Cultura sobre recorte presupuestal

19/12/2018
23:58
Alida Piñón
-A +A
Alejandra Fausto, secretaria de Cultura, aseguró que el Proyecto de Presupuesto Egresos de la Federación no vulnera en lo absoluto la actividad sustantiva y artística; “ningún proceso cultural está siendo vulnerado en el proyecto”, dijo

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, sostuvo un encuentro con la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, y advirtió que el recorte al sector cultural planteado en el Proyecto de Presupuesto Egresos de la Federación (PPEF) no afectará ni le restará “un solo peso a lo sustantivo”. Y aseguró que el recorte es sólo para “gastos superfluos” como “botellas de agua” y en cuestiones onerosas como arrendamiento de inmuebles y renta de automóviles.

La funcionaria aseguró que habrá un ahorro derivado de un rediseño en la gestión institucional que está en proceso y que contempla reducir gastos en rentas de inmuebles.

“Todos los recursos serán bien utilizados y de manera transparente. El presupuesto que estamos proponiendo no vulnera en lo absoluto la actividad sustantiva y artística. Las reducciones están ligadas al proceso de austeridad que tienen que ver con actos y con ejercicios administrativos. Ningún proceso cultural está siendo vulnerado en el proyecto”, dijo.

Añadió que el sector cultural pertenece al gabinete de Bienestar, por lo que cada tres meses tendrán que reportar los avances de los programas que implementen, así como el “gasto responsable” que realizarán; la primera evaluación del avance lo harán en abril. “En Cultura podemos gastar de manera muy eficaz y tener resultados muy concretos. Mientras se evalúe el gasto y el avance, tendremos posibilidad de gestionar más recursos que no se estén ejerciendo en otras áreas. El subejercicio es un pecado mortal en Cultura”, dijo.

Frausto insistió que hay un plan de austeridad que debe asumirse y que se fijó un ahorro de 336 millones en gastos operativos. “Son muchos millones los que vamos a ahorrar al dejar de rentar coches, son muchos, y es un gasto que se irá a la acción cultural. El estado no hace la cultura, la gestiona. El proyecto de cultura comunitaria es una invitación a la comunidad a que sea parte. No se ha bajado un peso a lo sustantivo. Hay que ser responsables con los recursos, por ejemplo no vamos a comprar botellas de agua, en la Secretaría vamos a tener filtros y jarras, les sorprendería la cantidad de dinero que se va en ese tipo de gastos que son superfluos. No nos podemos eximir de la realidad que está viviendo nuestro país, no podemos pensar en beneficios exclusivos. Si hay posibilidad de crecer el presupuesto seré la primera en estar luchando por ello”.

Asimismo expuso algunos de los puntos que le interesan como las audiencias y el derecho a la cultura, a través de circuitos culturales; también se refirió a la transversalidad y el trabajo con los estados y municipios, y dijo que se le debe “dar vida” a la infraestructura cultural existente; se refirió a un fomento de las industrias culturales, fortalecimiento a los derechos autorales, protección a derechos colectivos; indicó que creará proyectos culturales para mexicanos “del otro lado de la frontera”.

Además, Frausto dio a conocer que habrá “misiones por la diversidad cultural” con las que se hará un “diagnóstico vivo” que reconozca todas las “realidades culturales”. También dijo que habrá “semilleros creativos” que ofrecerá “alternativas cotidianas en las disciplinas que vayan marcando las comunidades” y se realizará primero en 500 municipios con altos índices de violencia, y estará dedicado a niños y jóvenes. En un año se atenderá a 966 municipios de 10 regiones y habrá 377 mil “involucrados”, es decir, personas atendidas.

Sobre el recorte a instituciones como el INBA con 176 millones y el recorte de personal, especialmente del capítulo 3000, Frausto indicó que se contrata personal que fortalece a las dependencias y dijo que en la época de transición se pidió a la anterior administración que dieran informes sobre los trabajadores de honorarios para conocer sus tareas, pero debido a que no recibieron toda la información, continúan con el análisis y aseguró que “todos los que tengan labores sustantivas continuarán en la Secretaría”.

Por su parte, Lucina Jiménez, directora del INBA, indicó a la prensa que desconocía que a esta dependencia se le recortarían 176 millones, pero dijo: “confío en que estos diálogos contribuyan a restituir el presupuesto que el Instituto necesita”.

Por su parte, el director de teatro, José Alberto Gallardo, leyó una carta en representación de la comunidad cultural que este martes se manifestó en contra del recorte de más de 500 millones al sector cultural, en la que exigen, entre otras cosas, que haya un aumento de presupuesto y una revisión de la Ley General de Cultura. “¿Se imagina que hagamos un paro nacional?”, preguntó el creador a la funcionaria y agregó que “no es ético ni moral pedirnos más sacrificios” a un sector que ha padecido recortes a lo largo de los años. “La necesitamos de nuestro lado y nunca en nuestra contra”, apuntó.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios