CDMX gestionará Casa Refugio Citlaltépetl

El espacio funcionó durante 18 años como un espacio independiente

Foto: Twitter / Sría de Cultura CDMX
Cultura 15/08/2017 14:53 Abida Ventura México Actualizada 14:53

[email protected]

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México asumirá a partir de ahora la tutela de la Casa Refugio Citlaltépetl.

Después de funcionar durante 18 años como un espacio independiente, bajo la figura de una asociación civil, la residencia que fue creada para acoger a escritores y creadores perseguidos y exiliados será administrada por la dependencia local, con el apoyo de un Consejo Asesor, y también comenzará a dar cabida a periodistas en riesgo, tanto del país como del extranjero.

“El periodismo es un género literario; la casa sigue teniendo la misma vocación solo que ahora se subraya la sobreexposición en el mundo, México incluido, de este género de escritores que con su obra periodística ponen en riesgo su vida”, comentó el secretario de Cultura, Eduardo Vázquez Martín, tras en anuncio oficial de la reestructuración de este proyecto que nació en 1999.

En esta nueva etapa, la casa ubicada en la colonia Condesa funcionará bajo la dirección de la artista escénica Daniela Flores Serrano, quien asumió el cargo hace un par de meses y fue elegida por los miembros del Consejo que está integrado por Carmen Boullosa, Vicente Rojo, Juan Villoro, Blanche Petrich, Marta Durán de Huerta y Bárbara Jacobs.

Al evento de presentación del nuevo proyecto asistieron los integrantes del consejo, así como el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en cuya gestión como Jefe de gobierno, la ciudad se unió a la Red Internacional de Ciudades Refugio (ICORN, por sus siglas en inglés), que fue el primer paso para la creación de este espacio cultural en 1999.

Según Vázquez Martín, a partir de ahora, la Secretaría de Cultura de la capital asumirá la administración de espacio. Antes, a pesar de que la dependencia local aportaba recursos cada año un millón y medio de pesos, la gestión del espacio estaba a cargo de la Asociación Civil. En los últimos 15 años tuvo como director al escritor Philippe Ollé-Laprun. “Nosotros estamos asumiendo la parte operativa, administrativa, manteniendo un Consejo ciudadano”,recalcó el funcionario, quien aseguró que uno de los procesos siguientes será actualizar los convenios que la asociación tenía con la Secretaría de Cultura federal y otras instituciones internacionales.

“La casa sigue abierta a buscar diversos patrocinios internacionales. El apoyo de la Secretaría de Cultura federal ha tenidos dos rubros fundamentales: el apoyo del FONCA al escritor perseguido; y las publicaciones a través de la Dirección General de Publicaciones”, explicó.
casa_refugio_citlaltepetl_sria_cultura_cdmx.jpg
Así, el nuevo proyecto del recinto se centrará en tres líneas de trabajo: derechos humanos, migraciones y libertad de expresión. Por lo que la residencia, que cuenta con tres departamentos, también podrá recibir a periodistas, gestores culturales, investigadores y creadores, nacionales y extranjeros. Además, desarrollará un programa de actividades para reflexionar sobre los procesos migratorios del país y del mundo.

Durante el evento, el escritor Juan Villoro celebró el relanzamiento de este proyecto en estos momentos en los que las persecuciones y amenazas a periodistas van en aumento. “La Casa refugio surgió en un momento en el que México podía sentir que la inteligencia y las palabras estaban fundamentalmente amenazadas en otras latitudes, en 2001 escribí un cuento sobre un periodista que quiere ser corresponsal de guerra para poder viajar, así sea en frentes de guerra; hoy en día, ya no necesitamos viajar para conocer la guerra. Reporteros Sin Fronteras ha colocado a México en primer lugar como país que amenaza a los periodistas, Artículo 19 registró el año pasado más de 400 agresiones a periodistas mexicanos, estamos en una situación compleja, en donde el gobierno federal, en vez de proteger a los informadores, se dedica a espiarlos, como fue el caso del programa de espionaje Pegasus por el que pagó 80 millones de dólares a una compañía de Israel. En estas situaciones intolerables, la Casa Refugio tiene que replantear sus circunstancias, es una casa que debe defender la libertad de expresión, a los informadores, no solo en extranjero sino en México”, expresó.

Celebró también que la casa se convierta en un espacio para reflexionar sobre migración, identidad y frontera.

Por su parte, Cuauhtémoc Cárdenas aplaudió que con esta ampliación la casa siga cumpliendo con su objetivo inicial y que dé cabida a la defensa de los migrantes. 

nrv

Comentarios