“Menos cemento para Chapultepec”: Fernanda Canales

La arquitecta e investigadora analiza el proyecto gubernamental; plantea que se requiere no una obra de autor sino un equipo de especialistas que sepan reunir propuestas y estudios que se han hecho para el Bosque en años recientes

“Menos cemento para Chapultepec”: Fernanda Canales
“¿Quién podría justificar la construcción de un nuevo museo que destruya un Jardín Botánico?” Foto: SERGIO TAPIA. EL UNIVERSAL
Cultura 25/08/2020 00:35 Fernanda Canales Actualizada 10:57
Guardando favorito...

etiqueta_chapu_1.png

Recordaremos el siglo XX como el siglo en que se privilegió el concreto frente a la naturaleza, pero en el año 2020, ¿quién podría justificar la construcción de un nuevo museo que destruya un Jardín Botánico? ¿Quién se atrevería a argumentar que un muro tiene más valor que una planta endémica de cientos de años o que el paisaje vegetal y la traza histórica del parque más importante de una ciudad? Este argumento no tiene cabida en el siglo XXI, y menos debería tenerse en la ciudad de México, una de las megalópolis más pobladas y contaminadas del mundo, donde el gobierno anuncia en paralelo a recortes presupuestales en cultura, salud, educación y ecología, una “inversión histórica” para construir el plan maestro del Bosque de Chapultepec, con un nuevo museo de Arte Contemporáneo donde hoy se ubica el Jardín Botánico, así como un museo del Ejército y una sede de la Cineteca Nacional, entre otras obras.

No es fácil escandalizar a una población acostumbrada diariamente a crímenes, corrupción y caprichos de obras sexenales espontáneas, sin embargo, la presentación en días recientes del Plan Maestro, encabezado por el artista Gabriel Orozco, ha causado un torrente de indignación. No sólo por la falta de transparencia y discusión sobre el proyecto y los procesos de asignación, la opacidad en la información de los proyectos, sus autorías y el uso del presupuesto público, sino por el desatino del proyecto mismo.

También lee: “Chapultepec, piezas con nombres rimbombantes, pero no hay plan maestro”: Alberto Kalach

thumbnail_chapultepec_1.jpg

Si bien cabe celebrar un proyecto que contemple la totalidad del Bosque para integrar las 800 hectáreas, entendidas hasta ahora como fragmentos, e incorpore la Cuarta Sección (ocupada actualmente por la Secretaría de Defensa), y se reforeste y establezca mayor conectividad con la ciudad, el planteamiento parece estar basado en premisas equivocadas.

Necesitamos restaurar del Bosque y mejorar su conectividad, es decir, hace falta un proyecto de ecología y urbanismo, no de arte ni arquitectura. Estamos hablando de un área de más del doble de tamaño que Central Park en Nueva York. Si algo caracteriza al pulmón verde neoyorquino es su accesibilidad a lo largo de todo el perímetro y los beneficios que esto supone para las colonias aledañas. La riqueza de Central Park no está en el programa de obras construidas en el parque, sino en la posibilidad de acercar la naturaleza y el espacio libre a todos. No así el Bosque de Chapultepec, con horarios de apertura sindicales, con la gran barrera de Avenida Constituyentes en un costado y Periférico en otro, y con la oposición que existe entre las distintas colonias que lo rodean: como Reforma a la altura de Polanco y las Lomas de Chapultepec, hacia donde el Bosque se abre, y otras a las que se les da la espalda, como Las Américas y Belén de las Flores. ¿Por qué no hacer prioritario el rescate de las zonas abandonadas del Bosque y crear accesos desde las colonias marginales? Los recursos deben estar en las partes donde haya más carencias, no donde la oferta ya está completa. Como lo ha dicho el arquitecto Alberto Kalach: “Hay que poner el dinero donde falta. ¿Para qué hacer otro museo si no hay presupuesto para los museos.”

También lee: “Proyecto de Chapultepec no conecta con la ciudad y la sociedad”

thumbnail_chapultepec_2.jpg

Hasta ahora, todos los recursos y esfuerzos en el Bosque se han concentrado en un porcentaje mínimo de su área. Se ha sacado provecho de una pequeña porción y desatendido el resto. El proyecto que necesitamos no es de museos, sino del rescate del sistema hidrológico, cañadas, reforestación y movilidad. Para ello no se necesita una obra de autor sino un equipo de especialistas que sepan reunir las distintas propuestas y estudios que se han hecho para el Bosque en años recientes. Urbanistas, paisajistas, asociaciones sin fines de lucro, hidrólogos, ambientalistas y vecinos… han dedicado años de trabajo al Bosque, y sus aportaciones están siendo desoídas o aparecen malentendidas de la mano de otro supuesto autor. Es como si estuviéramos centrando la discusión en el color para pintar una tubería que funciona bien, en lugar de utilizar el mismo presupuesto para reparar el desagüe que está roto y hace que todo huela a caño.

También lee: “Temo que el proyecto Chapultepec es una oportunidad perdida”​​​​​​​

thumbnail_chapultepec_3.jpg

 

*Doctora en Arquitectura
@fernandacanale

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones