14 | OCT | 2019
Luis Goytisolo, ganador del Premio Internacional Carlos Fuentes
Luis Goytisolo Escritor (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

No se puede ser optimista ante el mundo actual: Luis Goytisolo

25/07/2018
00:20
Yanet Aguilar Sosa
-A +A
El escritor y ganador del Premio Internacional Carlos Fuentes reconoce que la mala situación mundial se prolonga. En entrevista recuerda a sus amigos mexicanos y habla de "Chispas", su próxima obra

[email protected]

El escritor español Luis Goytisolo Gay (17 de marzo de 1935) pertenece a un clan familiar de primera. Es sobreviviente de “Los Goytisolo”, esa saga familiar de intelectuales barceloneses que se tuvieron que sobreponer a muchas tragedias, entre ellas a la muerte de la madre, víctima de una bomba durante la Guerra Civil de España, en 1938, cuando Luis apenas tenía tres años. Ese escritor e intelectual que hoy tiene 83 años está orgulloso de haber concluido "Chispas", una obra que supera apenas las 100 páginas, pero que será un golpe contundente.

El más pequeño de los tres Goytisolo: José Agustín (1928-1999) y Juan (1931-2017) —aunque en realidad hubo un cuarto, Antonio, el primogénito que murió de meningitis en 1927— es el último integrante de un clan de intelectuales dedicados a las letras y con un claro compromiso político y social. El pasado lunes, el autor de la tetralogía Antagonía y miembro de la Real Academia Española fue designado ganador del Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en el Idioma Español 2018.

El escritor que fue elegido “por su compromiso irrenunciable y persistente con la literatura, su afán de renovar la novela tradicional a través de la pluralidad de perspectivas, incluidos el ensayo, la filosofía y la reflexión sobre la creación literaria misma” dice, en entrevista telefónica desde España, que está feliz de sumarse a una lista de intelectuales que han obtenido antes el Premio: Mario Vargas Llosa, Sergio Ramírez y Eduardo Lizalde, pero también porque ha puesto punto final a "Chispas", una obra cargada de humor y de tristeza que moverá las conciencias.

Luis Goytisolo, autor de "Las afueras", primera obra con la que obtuvo el Premio Biblioteca Breve, habla con EL UNIVERSAL de Carlos Fuentes y Mario Vargas Llosa, de la literatura y el compromiso intelectual que comparten, del pesar y el pesimismo ante el mundo actual; y adelanta algo del tema de su nuevo libro, una obra que, dice, será contundente y mucho mejor que "Coincidencias", la novela que publicó en 2017 y que lo confirmó como uno de los mayores novelistas europeos del siglo XX.

¿Cómo recibe el Premio Carlos Fuentes que ha reconocido antes a Mario Vargas Llosa, Sergio Ramírez y Eduardo Lizalde?

Todos son amigos míos y el Premio representa algo estupendo, es el mejor premio que he recibido en mi vida y eso que he recibido muchos; es el que agradezco más, sin duda sí.

¿Qué lo une a Carlos Fuentes?

Tuvimos una relación muy buena, estupenda en realidad; mis principales amigos y colegas, aparte de los españoles, pues eran mexicanos. Octavio Paz, Juan Rulfo, Carlos Fuentes sobre todo, y Fernando del Paso, con estos cuatro tuve mucha relación siempre, estimaba mucho sus obras literarias.

¿Compartían la literatura y el compromiso intelectual?

Exactamente. Coincidimos en lugares muy diversos. Carlos Fuentes, por ejemplo, antes de conocernos, organizó en el año 60 —imágenese, cuando yo estuve en la cárcel por haber asistido a un congreso en Praga— en México una recogida de firmas que me favoreció mucho en aquella época. Él, junto con Max Aub, que entonces residía en México, organizaron esta iniciativa de firmas que ayudó a que yo saliera de la cárcel, donde estuve cuatro meses, poca cosa, pero mi relación con él empezó entonces; luego nos conocimos y fuimos muy amigos. A Fuentes lo conocí en España, varios años después de este primer contacto de apoyo. Nos caímos muy bien de entrada, era un tipo estupendo, y nos seguimos viendo varias veces durante nuestra vida.

Y a Mario Vargas Llosa ¿cómo lo conoció?

A Vargas Llosa lo conocí mucho antes porque después de que me dieron el Premio Biblioteca Breve por Las afueras, el premio de Seix Barral, pues yo me convertí en editor de esa editorial y me llegó un texto que era La ciudad y los perros, pero entonces tenía otro título; yo le recomendé que se presentará al Premio Biblioteca Breve y así lo hizo y lo ganó. Mi relación con Mario es muy buena.

¿Mario y Carlos son ejemplo del intelectual en América Latina, compartían ese compromiso?

En esto coincidimos todos, yo también he escrito mucho, he publicado muchos artículos sobre el acontecer político en El País, coincidíamos muchas veces tanto con Carlos Fuentes como con Vargas Llosa.

Y sin embargo usted ha dicho que no es un optimista ante el mundo actual.

Es un mundo realmente muy difícil y veremos cómo salimos, es una crisis a la que yo no le veo un final inmediato, la verdad. Ha cambiado todo y bastante. Es un mundo ya incomprensible. Por eso digo que no es posible ser optimista, no se puede ser optimista ante el mundo actual; yo no le veo la salida. Alguna tendría que haber pero en este momento es más de lo mismo y se va prolongando esta mala situación.

Usted apuesta por no olvidar, ¿le obsesiona la memoria, por ejemplo la Guerra Civil Española?

Quienes vivieron la Guerra Civil fueron los de la generación anterior, nosotros la recordamos, sobre esto claro que hay libros de la Guerra Civil, pero lo nuestro es posterior, son textos que empezaron a aparecer en torno al año 60, los temas eran otros.

¿Es un escritor que evoca siempre el pasado?

Bueno, no siempre, en algunos casos sí, claro. La realidad del presente no puede prescindir del pasado, siempre hago ese tipo de referencias en mis libros, siempre hay una vuelta atrás.

¿El pasado está en Coincidencias, su más reciente obra?

Mi más reciente obra es una carta que todavía no se ha publicado, y que es una concentración de conciencias, es una obra que realmente echa chispas, por eso se llama así, Chispas. Es una obra relativamente breve, unas 100 o 120 páginas, pero muy contundente. De una contundencia tal que he preferido no alargarla para que sea más directo el golpe e irrepetible.

¿Tiene puntos de enlace con Coincidencias?

Sí, tiene puntos en común, pero me gusta más "Chispas", es más contundente; tiene un humor rabioso y al mismo tiempo es bastante triste; es decir, no se ocupa de los excesos sino se ocupa de las conciencias. Habla un poco de todo pero es más evidente. Hay elementos diferentes pero es muy innovadora incluso en el texto frente a Coincidencias.

¿Y a la par no para de escribir y pensar la realidad?

Ahora estoy preparando un artículo para El País, nunca dejo de escribir, de repente cuando me doy cuenta ya estoy tomando notas de algunas cosas, o de algún tema. Me gusta preparar los artículos con calma. Me he dedicado mucho a hacer documentales para Televisión Española, he viajado mucho, sobre todo por Asia y África, pero siempre escribiendo, yo he hecho guiones de esos documentales y sigo publicando un libro más o menos cada tres años. Este es el tiempo que más o menos se cumple entre Coincidencias y Chispas.

¿Cuándo veremos aparecer Chispas, su nueva obra?

He vuelto a la Agencia Balcells con un agente de Carmen Balcells, se los dejo todo en sus manos, que ellos se encarguen de buscar editor; supongo que por la confianza que le tienen procurarán sacarlo en el otoño.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios