11 | NOV | 2019
"La Gioconda" de Leonardo da Vinci en el Louvre
La obra más famosa de Leonardo da Vinci en su espacio renovado en el museo Louvre, en París. Foto: EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

El Louvre ofrece siete minutos a solas con "La Gioconda"

22/10/2019
11:52
AFP
París
-A +A
La experiencia de realidad virtual permite que los asistentes estén más cerca de la pintura y así descubrir más del lienzo

La Gioconda, la joya por excelencia del Louvre que atrae cada día a 30 mil admiradores, estará ausente de la exposición dedicada a Leonardo da Vinci pero revelará algunos de sus secretos gracias a la realidad virtual.

La exposición, la mayor muestra organizada en torno a la obra del genial artista, se inaugurará el jueves. Se prevé que asistan unos 7 mil visitantes por día, una cifra muy inferior a la de las personas que se desplazan a diario para admirar a la Mona Lisa, amontonándose a su alrededor, entre brazos extensibles para sacarse selfies junto a ella en la Sala de los Estados del museo. 

A modo de compensación por la ausencia, el visitante podrá, al final del recorrido, pasar siete minutos "a solas con La Gioconda" gracias a una asociación sin precedentes entre el museo y el grupo taiwanés HTC VIVE Arts.

"Es un cuadro que, debido a su éxito, está alejado del público, como ocurre con las grandes estrellas", afirma el Louvre, encantado de que este experimento permita "acercar La Gioconda y comprender la composición de la obra".

Con uno casco de realidad virtual, el visitante "viaja" a la Sala de los Estados donde se encuentra el cuadro, entre la multitud que se disipa, dejándolo solo frente a esta figura icónica. La ocasión perfecta para acercarse a la Mona Lisa, aprender más sobre su vida de esposa de un rico mercader de seda florentino, sobre su peinado (lleva un tocado y tiene dos mechones de cabello suelto enmarcando el rostro) o su postura. 

También permite descubrir el lienzo como tal, en su estado, apreciar la fisura que normalmente se pasa por alto, y el famoso "sfumato", la técnica que otorga un aire vaporoso al lienzo, difuminando los contornos y los detalles.

Las sorpresas no terminan aquí. El experimento propone asimismo viajar a la tierra de La Gioconda y descubrir los paisajes que la rodean.

Quedan sin embargo varios misterios sin resolver, como la sonrisa. "¿Es una sonrisa de bienvenida? ¿desdeñosa? ¿de connivencia amorosa? ¿irónica? Que cada quien interprete lo que quiera", resume Vincent Delieuvin, del Louvre. "En mi opinión, la interpretación revela mucho más sobre quien comenta que sobre el arte de Leonardo". 

fjb

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios