Cuando Diego Rivera "metió" al socialismo en el Centro Rockefeller en NY
Imagen de archivo de la presentación de los bocetos restaurados del mural que Diego Rivera pinto en el Centro Rockefeller de Nueva York. Foto: REUTERS/Edgard Garrido , archivo

Cuando Diego Rivera "metió" al socialismo en el Centro Rockefeller en NY

03/12/2019
15:54
Notimex
Ciudad de México
-A +A
Nelson Rockefeller contrató en 1933 a Diego Rivera para que creara el mural "El hombre en la encrucijada" en el Rockefeller Center; la obra provocó molestias y el magnate cubrió por ocho meses la pieza y después ordenó su destrucción

En el documental "Diego Rivera: un artista en la encrucijada", Diego López aborda una de las etapas más críticas en la vida del artista mexicano: cuando pintó en Nueva York el mural “El hombre en la encrucijada”, que incluía un retrato del líder comunista Vladimir Ilich Lenin.

El creador del filme relató que en 1933 Nelson Rockefeller contrató a Rivera mientras el mexicano pintaba un mural en la ciudad de Detroit, el cual para muchos especialistas es una de sus obras de mayor alcance y nivel, al ser muy representativa de la época.

Rivera (Guanajuato, 1886-Ciudad de México, 1957) llegó muy entusiasmado a Nueva York para plasmar su nueva obra en el que era considerado el edificio más importante de esa ciudad estadunidense, el Rockefeller Center; allí pintó el tema que quiso y como quiso.

También lee: El día que Diego Rivera dejó de pintar

El mural tuvo un avance significativo de abril a mayo de 1933. En el lado derecho había plasmado su visión idealizada del mundo socialista, en el izquierdo hacía una crítica negativa del decadente mundo capitalista y al centro estaba un hombre que, con el conocimiento y el saber de la ciencia, la industria y las nuevas tecnologías, podía controlar su entorno.

El escándalo detonó luego de que un periodista escribió una nota titulada: “Rivera pinta comunismo, Rockefeller paga”; primero hubo nerviosismo en esa poderosa familia estadunidense, que le pidió modificarlo, pero Diego no cedió y dejó el rostro del líder de la Revolución Rusa como queriendo dar a entender que los magnates habían aceptado el mural, explicó López.

Eso provocó el enojo de los Rockefeller. Tras la negativa de Diego a quitar la imagen del líder bolchevique, Nelson cubrió el mural durante ocho meses y después del regreso de Rivera a México, finalmente ordenó destruirlo, acción que el artista calificó de vandalismo cultural y le ocasionó una fuerte depresión.

También lee: Obra de Diego Rivera se une al catálogo del Museo Reina Sofía

En "Diego Rivera: un artista en la encrucijada", filmado en 2015 para la serie “Grandes creadores del arte mexicano” de Canal 22 y que será proyectado en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo a las 19:30 horas de este miércoles, se muestran los pros y contras que enfrentó el pintor y activista mexicano, pues algunos magnates y muchos obreros defendieron esa obra por su identificación revolucionaria.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios