¿Por qué el Ejército venezolano apoya a Maduro?

Solange Márquez

El ejército se encarga de administrar el reparto de alimentos, lo que le ha generado acusaciones desde hace años, de traficar y crear un mercado negro a costa del cual la cúpula de las Fuerzas Armadas se ha enriquecido

Más de una semana después de la autoproclamación de Juan Guaidó como Presidente Interino de Venezuela, el ambiente de crispación, nacional e internacionalmente, no ha hecho sino incrementar. 

Desde las protestas callejeras, hasta los pronunciamientos de distintos gobiernos del mundo, el apoyo a Guaidó parece fortalecer la idea de que pronto se producirá un cambio importante en el país.  Sin embargo, hay un lado siniestro que ensombrece la esperanza de millones de venezolanos. La injerencia de un Estados Unidos liderado por Donald Trump dista mucho de ser el apoyo deseado por quienes aducen defender la democracia en el país. A ello se suma el inusitado interés del aún nuevo presidente de Brasil Jair Bolsonaro, identificado con la extrema derecha en su propio país. 

El miedo ante la amenaza de una intervención militar estadounidense ha sido aprovechado por Nicolás Maduro y su gobierno, quienes han publicado diversos videos mostrando el músculo del ejército y “su capacidad para defender la soberanía de Venezuela” por tierra o por mar. Flanqueado por militares, Maduro busca enviar el mensaje de que es apoyado por las Fuerzas Armadas de su país. Con todo, una intervención abiertamente militar se antoja lejana. Las finanzas estatales, sin embargo, son harina de otro costal. 

El controversial golpe financiero de Estados Unidos al sancionar a PDVSA, la petrolera estatal y de la que depende más del 90% de los ingresos del Estado Venezolano, es un intento del gobierno de Donald Trump por presionar a Nicolás Maduro a dejar el poder, pero sobre todo, un intento de poner contra las cuerdas a las Fuerzas Armadas Venezolanas que son quienes controlan la producción petrolera. 

Sin embargo, ni siquiera ese golpe pareció hacer dudar realmente a los Generales y altos mandos del ejército y cabe preguntar por qué. En Venezuela el ejército no es únicamente quien controla el petróleo, también es quien se encarga de administrar el reparto de alimentos, lo que le ha generado acusaciones desde hace años, de traficar y crear un mercado negro a costa del cual la cúpula de las Fuerzas Armadas se ha enriquecido de manera ilícita. Para ellos, la amnistía de Guaidó no es garantía de salir impunes, razón de más para mantener su apoyo a Maduro y sostener el status quo.

A ello se suma el impacto social y económico de las sanciones impuestas por Estados Unidos, que amenazan con dificultar, aún más, la vida de los venezolanos al disminuir los pocos ingresos que todavía tiene el Estado y que podría culminar en una disminución en el apoyo al opositor Guaidó. 

El tiempo corre a favor del régimen chavista, entre más tiempo pase, más incertidumbre genera la posibilidad de que Guaidó se encumbre como Presidente. Los ciudadanos que se han manifestado con el puño en alto por ya más de una semana empezarán a cansarse al no ver claridad en la posible salida de Nicolás Maduro o en el abandono de las Fuerzas Armadas a su aún Comandante Supremo bajo la promesa de amnistía ofrecida por el gobierno de Guaidó. 

Si Maduro logra mantenerse en el poder por algunos meses más, puede ganar, una vez más, la batalla interna. A nivel internacional, la cobertura mediática se debilitará y con ella el apoyo al gobierno alternativo de la oposición. Sin ese apoyo, difícilmente podrán mantenerse unidos y peleando. Mientras su gobierno encuentre otro comprador para su petróleo, aún con el cinturón apretado, el régimen chavista podría llegar a sobrevivir. El apoyo de Rusia y China en este aspecto será fundamental.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios