Se encuentra usted aquí

¿Dónde quedó el tema de Prevención social del delito? Lecciones del sexenio de Enrique Peña Nieto

03/04/2019
01:52
-A +A

Karen Pérez García

Recientemente el Observatorio Nacional Ciudadano, presentó su estudio Del Dicho al Hecho: La Seguridad en Voz de Peña Nieto, en el que se analizó, entre otros tópicos de importancia, cómo se refirió al tema de prevención social de delito. Uno de los hallazgos fue justamente la transformación en la forma y frecuencia de comunicar los compromisos, avances y resultados.

¿Cómo manejó el tema? Cuando EPN hablaba de prevención social del delito, hacía referencia, principalmente, a actividades deportivas, rescate de espacios públicos, mejora en el entorno urbano, oportunidades de empleo y educación, desarrollo social, crecimiento económico, entre otras etiquetas en las que se agrupó toda la diversidad de acciones de prevención.
Durante los primeros años de su gestión, Peña Nieto mostró especial interés en este tipo de intervenciones como un elemento necesario para mejorar las condiciones de seguridad del país. Partía de la lectura de que era necesario atender las causas “profundas” del problema y no solo quedarse con la reacción. Esta forma de vender la prevención como una política que sustituye a la persecución penal y a los operativos conjuntos terminó por diluirse en el sexenio anterior. ¿Por qué?

Porque no fue posible vincular la política con sus resultados y hacerla imprescindible dentro de la acción de gobierno no fue posible. Presentó tres líneas de trabajo que, a primera vista, podrían ser evaluadas fácilmente. Primera, Programa Nacional de Prevención Social del Delito. Segunda, programa dirigido al combate de adicciones, rescate de espacios públicos, escuelas de tiempo completo y promoción de proyectos productivos. Tercera, programa para mejorar el entorno, la promoción de las empresas sociales y la formación de valores cívicos.

Sin embargo, el manejo del tema dada la amplitud de la etiqueta “prevención social del delito” no permitió vincular ya sea de forma cualitativa o cuantitativa los objetivos de la política con sus alcances ni con los aspectos relacionados con el costo efectividad y costo beneficio. No sorprende entonces que en 2017 el presupuesto del Pronapred desapareciera y los recursos quedaran disgregados en otros programas con menor visibilidad. Hacia los últimos años de su sexenio, el discurso se enfocó en repetir las acciones generales y en decir que la estabilidad económica era la mejor política de prevención.

Lo anterior, es una de las lecciones más importantes que nos deja el sexenio pasado, ya que en un escenario ideal el tema tendría que tratarse atendiendo sus causas y consecuencias, establecer estrategias donde se plasmen objetivos claros, así como, mecanismos de seguimiento y evaluación que permitan medir la eficacia de las acciones emprendidas. La actual administración tiene la responsabilidad de aprender de los errores pasados y con ello generar políticas eficaces.

Consulta el estudio completo en: http://onc.org.mx/wp-content/uploads/2019/03/documento-epn-completo_-1.pdf
 

Coordinadora de Marketing Digital
Observatorio Nacional Ciudadano
@ObsNalCiudadano

Observatorio Nacional Ciudadano
El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que contribuye en la transformación de las condiciones de seguridad, justicia y legalidad en México a través de la...

Comentarios