El ocaso de Romero Deschamps

Mario Maldonado

A Carlos Romero Deschamps se le acabaron sus días de gloria al frente del sindicato de Pemex. Como era de esperarse, la relación del priísta con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ha sido buena y se ha recrudecido con la estrategia para combatir el robo de combustible.

Además de los cientos o miles de consumidores que han sido afectados por el desabasto de gasolina en al menos seis entidades del país, derivado de la muy cuestionada estrategia de transportar el combustible a través de pipas en lugar de ductos, uno de los principales ‘damnificados’ es el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

En Pemex no es un secreto que, en contubernio con directivos de la empresa, el sindicato encabezado por Romero Deschamps participa en actividades ilícitas como el robo de combustible.

Por años, los disidentes del STPRM han denunciado que los principales líderes de sección están involucrados en el llamado huachicol. Jorge Fuentes García, coordinador general de la Gran Alianza Petrolera y el Frente Nacional Petrolero, ha puesto la lupa sobre Romero Deschamps y a su círculo cercano.

Según Fuentes García, tanto el presidente del Consejo General de Vigilancia, Luis Ricardo Aldana Prieto, como el secretario general del sindicato, Carlos Romero Deschamps, así como socios y amigos del dirigente, son los que controlan gasoductos y oleoductos a lo largo y ancho del país, donde se encuentran tomas clandestinas de gas, diésel, gasolina y otros derivados de petróleo.

Aldana Prieto es jefe de la sección sindical 40 con sede en la Ciudad de México, pero con amplia influencia en Puebla, Querétaro e Hidalgo, algunos de los focos rojos de la ordeña de ductos. La entidad con más tomas clandestinas del país es Puebla y se estima que en el llamado ‘Triángulo del Huachicol’ hay mil 762 tomas.

Fuentes de Pemex aseguran que el sindicato que lidera Romero Deschamps no sólo tiene relación con este ilícito, sino que ha cabildeado fuertemente para que no se combata, toda vez que representa una gran fuente de ingresos para el poderoso gremio.

El dirigente de las sección 24 de Salamanca y Celaya, Guanajuato (estado en el que se han disparado los homicidios en los últimos meses), Fernando Pacheco Martínez, y el de la sección 15, en el Estado de México, Manuel Limón Hernández, también están en la mira de las autoridades.

Durante la presentación del Plan Conjunto para Combatir el Robo de Hidrocarburos, el pasado 27 de diciembre, el presidente López Obrador dijo que tanto el Centro Nacional de Inteligencia, la Sedena y la Semar, así como otras 12 dependencias, investigan el robo de combustible perpetrado por trabajadores sindicalizados y funcionarios de la empresa.

AMLO dijo que, personalmente, no ha hablado con Romero Deschamps, pero sí la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien le habría advertido que la tolerancia contra los huachicoleros es cero.

Esta es la segunda advertencia del presidente al tampiqueño de 75 años que lleva más de dos décadas al frente del sindicato petrolero y que a finales de 2017 se reeligió por otros seis años más.

La primera llamada se la dio en diciembre, tras presentar el plan de refinación de Pemex. “Aprovecho, porque mi pecho no es bodega y siempre digo lo que pienso. Ya se van a terminar los problemas en el sindicato, porque va a haber democracia sindical. Ya no van a haber sindicatos apoyados, respaldados por el gobierno. Ahora, los líderes van a ser nombrados en elecciones democráticas por los trabajadores. Voto libre y secreto”, dijo AMLO.

Rompiendo la tradición, aquella vez no asistió ningún representante del sindicato al evento encabezado por el presidente, y al que asistieron la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de Pemex, Octavio Romero. No hubieron las clásicas porras de “petroleros, presidente”, ni los gritos de “Carlos, amigo, el sindicato está contigo”.

Nadie apuesta a que Romero Deschamps, el otrora todopoderoso líder sindical que suele pasearse sin recato en los mejores casinos de Las Vegas con sus cadenas de oro y sus relojes Audemars Piguet, termine su nuevo periodo al frente del STPRM.

Junto con la Cuarta Transformación, llegó el ocaso de Romero Deschamps.

 

 

Twitter: @MarioMal
Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios