La patria de “Lord Silbato”

Guillermo Sheridan

En México, suele decir el Primer y Único Magistrado, la corrupción se acabó desde que llegó al poder. Pero como hay que acabarla más aún, Él le ha encargado hacerlo a la Secretaría de la Función Pública (SFP), cuya titular es la Ciudadana y Doctora Irma Eréndira Sandoval.

La Ciudadana Secretaria no parece estar de acuerdo con el Presidente (disenso que debe alabarse en tiempos tan unánimes), pues ella opina que la corrupción en México sí “es estructural”. Atiza. Para desestructurarla anunció que es imperativo “auspiciar la denuncia anónima de actos de cohecho, incluso mediante recompensas” y también “generar ejércitos de ciudadanos denunciantes, dándoles anonimato y garantías laborales a quienes delaten actos de corrupción y tal vez recompensas”.

Como la tarea de castigar la corrupción (que ya no hay) es enorme, la Ciudadana Secretaria urdió la fórmula perfecta: “El combate a la malversación de fondos se ciudadaniza, la denuncia se protege, la transparencia se garantiza y se logra el restablecimiento de la confianza en el servicio público”. Y listo.

Con ánimo ciudadano de denunciar corruptos a cambio de recompensa acudí al sitio web de la SFP: https://www.gob.mx/sfp#401. Es muy interesante. Para empezar, hay bastantes fotos y videos protagonizados por la Ciudadana Secretaria. Hace bien: se requiere de un rostro que encarne “la nueva moralidad” que el gobierno ha decretado.

Dicho sitio web reitera la importancia de dar “impulso a la denuncia ciudadana, la creación de un big data anticorrupción y el fomento a la denuncia de informantes internos, con el fin de brindar garantías de protección y estímulos para que no denuncien de manera anónima”. Todos a crear big data.

Se trata de imitar el esquema de denunciantes que se emplea en Estados Unidos, tan diseñado por la gran especialista Susan Rose-Ackerman. Como explica la Ciudadana Secretaria, estos ciudadanos denunciantes se llaman whistle lords (literalmente “Lords del Silbato”) porque es “el que da el silbato, el que da el toque de alerta”, si bien en México a “los whistle lords, nosotros los hemos bautizado como alertadores internos ciudadanos”.

Para que haya muchos alertadores internos ciudadanos se van a “democratizar las tecnologías” y así todos soplen su silbato y anticorrompan sin miedo. Y todo será confidencial y aun anónimo, como lo indica el Sistema Integral de Denuncias Ciudadanas (Sidec), que depende de la Ciudadana y su SFP.

¡La música de los silbatos anunciará la libertad de la Patria entera!

¿Quiere usted ser Lord Silbato? ¿Tiene a quién denunciar para recibir su estímulo? Es muy sencillo: entra usted a https://sidec.funcionpublica.gob.mx/#!/home#top y da clic donde dice “REGISTRAR DENUNCIA”. Luego anota usted el nombre del miserable funcionario o particular, o el vecino que le cae gordo, o la cajera de al lado o el escritor insoportable de su preferencia. Luego da clic a “Motivo de su denuncia” y escoge las conductas denunciables que crea pertinentes.

Hay 36 de esas conductas. Puede usted dar clic a: Abuso de funciones, Conflicto de interés, Cohecho, Desvío de recurso público, Encubrimiento, Conflicto de interés, Peculado, Participación ilícita en procedimiento administrativo, Soborno, Uso indebido de recursos públicos, Tráfico de influencias, Abuso de autoridad y lo que viene siendo el Enriquecimiento inexplicable.

Y hay otra más sutiles, como “Simular conductas no graves durante la investigación” (ese es el que escogeré cuando me denuncie a mí mismo). Y más: ¿sabe usted de alguien que “no denuncia actos u omisiones que puedan constituir faltas administrativas”? Pues más vale que lo denuncie rápido porque, de no hacerlo, usted mismo es denunciable y aquel alguien podría denunciarlo primero…

Y luego de denunciar apoye, porque si “no colabora en procesos judiciales o administrativos” lo pueden denunciar. Y denuncie con cautela, porque “Utilización de información falsa” y “Utilización indebida de información privilegiada” son denunciables. Y si cree que por denunciar anónimamente ya la libró, pues no, porque también es denunciable “Revelar la identidad de un denunciante anónimo”, lo que implica que es posible hacerlo…

¡Denuncie! ¡Es anónimo, es gratuito, hace Patria, dan estímulo! Y, si prefiere, puede hacer sus denuncias por “vía correspondencia”, “vía telefónica”, “vía presencial” y hasta por “vía chat”.

(Y claro, si así lo prefiere usted, también puede hacerlo “vía conferencia mañanera”…)

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios