Seleccionados en adopción

Quienes conocen a Juan Carlos Osorio siempre se llevan una buena impresión, el trato que tiene es de extrema amabilidad, educación y clase. No hay duda que ha cautivado a muchos periodistas y a directivos del futbol mexicano; pocas veces se sale de un guión perfectamente estructurado y siempre termina con una frase amable que hace sentir bien a la persona con la que interactúa.

El ataque de violencia en la Copa Confederaciones le costó muy caro, porque esa imagen de decencia se diluyó de la noche a la mañana y ahora demuestra ser un hombre de carne y hueso, como cualquiera de quienes estamos expuestos a tener arranques y equivocaciones.

Esto viene a colación de lo que fue la peor y más desafortunada declaración que ha dado como seleccionador nacional, porque lanzar palabras asegurando que Omar Govea y Uriel Antuna están en el equipo mexicano por la cercanía a donde viven y no por el nivel competitivo, es una reverenda falta de respeto a todo el entorno de futbolistas mexicanos, ya que ahora no se piensa en la calidad o en la jerarquía, sino en la cercanía, criterio por demás poco profesional, ilógico e insultante, aunque sea solamente para completar un interescuadras. Es decir, aunque nada más vayan a entrenar. Pareciera más que han adoptado a estos dos muchachos, como si estuvieran perdidos en Europa.

La gira más importante de la historia reciente de la Selección Nacional tiene que ser aprovechada. Es el momento de olvidar todo lo anterior y enfocarse a la elaboración de un equipo base, titulares, jerarquías y darles confianza a quienes sabe Osorio, serán su once titular en el debut en Rusia.

Ya no hay cabida para experimentos, como no hay cabida para los jugadores que no tienen nivel, aunque lo hagan en Europa, aunque jueguen en Asia, aunque jueguen en la Patagonia... se trata de tener a los mejores y de darles certeza, además de su lugar dentro del equipo.

La primera prueba será Bélgica, la quinta selección rankeada en el mundo. Un lujo poder hacer un partido de esta índole y no jugar contra Senegal Sub-23 en Miami.

Por eso es que deben aprovecharlo, entender que pocas veces se presentan estas oportunidades y jugar con la seriedad debida.

Y mientras hay temas realmente importantes con futbolistas que integran esta Selección, ponen a estos muchachos a dar declaraciones, cuando lo que se quiere saber es qué pasará con los Dos Santos y con Carlos Vela;

preguntarles si no les pegará estar en la MLS y no tener actividad hasta marzo. ¿Quién los adoptará en México... Guadajalara, América, Monterrey o Tigres?

@gvlo2008
[email protected]

Comentarios