Pochettino, el técnico que despreció a la Selección

El argentino fue uno de los estrategas que la Federación Mexicana de Futbol buscó para hacerse cargo de la Selección Nacional
Mauricio Pochettino
09/05/2019
00:00
-A +A

Mauricio Pochettino se ha convertido en uno de los técnicos más influyentes del balompié a nivel mundial. Y no solamente por alcanzar la final de la Champions League tras remontar de manera épica en la semifinal de vuelta en la Arena Johan Cruyff, sino también por el estilo de juego agresivo con el que ha hecho del Tottenham, un equipo contendiente.

El argentino fue uno de los estrategas que la Federación Mexicana de Futbol buscó para hacerse cargo de la Selección Nacional y su respuesta fue un rotundo no. Y ojalá no se entienda esto como un desaire a la ligera. La negativa de Pochettino tiene que ver con lo que hoy vive en general en el futbol europeo, en el que aspira a dirigir a equipos grandes como el Real Madrid o a selecciones de mayor envergadura.

Aprender  de su estilo de vida, de su historia profesional fue apasionante, hace entender lo que hoy se está viviendo en el mundo del futbol. Su filosofía se entiende más a partir de la lectura de Un Mundo Nuevo, libro que publicó junto al periodista catalán Guillem Balagué, quien lo describe tras seguir un año completo el trabajo del exentrenador del Espanyol de Barcelona.

De conceptos igual de agresivos que su manera de jugar, Pochettino, de entrada, tira por la borda una posible escuela Bielsista, ya que aunque no desconoce lo que Marcelo Bielsa (su técnico en Newells y la selección argentina en el peor mundial de la historia reciente de la albiceleste, Corea-Japón 2002) le enseñó,  no comparte todo lo que piensa el llamado Loco.

“Mi enfoque tiene algo en común con el suyo,  pero también con muchos otros: yo tengo el balón, y tú tienes que intentar quitármelo. No me obsesiona el rival del modo que le preocupa a Bielsa”, explica. 

De esta manera marca la diferencia con el ahora entrenador del Leeds United. “Los dos pedimos a los nuestros que sean intensos, que tengan un ritmo alto, pero yo quiero que mis equipos provoquen un desorden controlado  para que el rival se angustie”. Y así fue ayer en Amsterdam, lo que lo llevó a la clasificación a la final de Champions por primera vez en la historia de los Spurs. Después de una primera mitad desastrosa para el Tottenham, el estratega argentino rescató a este grupo que ya de por sí sufría con el marcador de la ida y con la ausencia de Harry Kane

“Vivimos una  era difícil  para la gestión de futbolistas. Para que se sientan cómodos, hoy hay que explicarlo al pie de la letra. Es como si tuviéramos que darles un mapa  de lo que tienen que hacer. El entrenador hoy es más arquitecto o ingeniero  de caminos que otra cosa”.

Este otro fragmento del libro del argentino es tajante y seguramente fue parte del discurso de ayer al mediotiempo, cuando perdían 2-0 (3-0 en el global). No se encuentra otra forma de explicar lo que sucedió. Pochettino demostró que es un técnico capaz de convencer a sus jugadores de hacer lo que parece imposible —lo vimos también con Jürgen Klopp vs el Barcelona—, y esos entrenadores buscan triunfar en el máximo nivel, por eso no es extraño que haya rechazado a la Selección Nacional, lo cual no fue una ofensa para México, sino una acción congruente de un hombre que hoy por hoy es de los mejores en lo que hace y quiere lo mejor. 

@gvlo2008
[email protected]

Suscríbete a nuestras redes sociales:   Youtube    Facebook    Twitter    Instagram

Gerardo Velázquez de Léon
Con más de 20 años de experiencia en medios de comunicación, es uno de los periodistas más críticos y directos en el deporte. Auténtico y con la firme convicción de decir la verdad.