Se encuentra usted aquí

Lozoya, Romero Deschamps y los bendecidos por la 4T

Lozoya, Romero Deschamps y los bendecidos por la 4T
26/07/2019
00:29
-A +A

Por Arlequín

Usted, sí usted, que se levanta y se acuesta criticando a la Cuarta Transformación, abra un poco su conservadora mente y, al menos, por una ocasión concédale al gobierno un punto a favor.

Dese cuenta de que hay un sector que ha resultado bendecido por esta administración… Y no, no se trata de un joven desempleado que recibe un sueldo de aprendiz subsidiado por el gobierno; tampoco de un adulto mayor que obtiene una pensión y menos de un microempresario de los tlacoyos que tiene acceso a un crédito a la palabra...

No estamos hablando de las medidas de estímulo a la economía popular, estamos hablando de verdaderos machuchones que han visto crecer su negocio como la espuma con la 4T. Nos referimos a los abogados que defienden a políticos que hoy en día tienen la agenda tan llena como sus bolsillos.

Líderes sindicales y exfuncionarios han tenido que comenzar a darle importantes pellizcos a sus bien habidas fortunas para pagar honorarios de abogados, cuyo único requisito para defender a sus clientes es que sean inocentes de las acusaciones, lo de los honorarios y el origen de los mismos... Es importante, pero secundario.

Así personajes ligados al oro negro, como el exdirector de Pemex Emilio Lozoya o el líder petrolero Carlos Romero Deschamps han tenido que invertir un pico de su patrimonio en el pago de abogados y despachos prominentes.

Y como todas las historias, ésta también tiene dos caras: la triste, que es la de los acusados que tienen que apretarse el cinturón y dejar algunos lujillos para pagar a sus defensores. Y el lado feliz, el de los abogados que no solo duermen tranquilos sabiendo que le están dando ayuda a un inocente, sino que, además, se hacen de varios millones al tiempo que ayudan a que se haga justicia.

Imagine al exdirector Lozoya teniendo que vender los cuadros, que declaró poseer, de Pablo Picasso y Salvador Dalí para pagar los honorarios de alguno de sus defensores o la tristeza de ir con algún amigo o, de plano, al Monte de Piedad a empeñar su reloj Patek Philippe de más de 100 mil dólares (algo así como 1,9 millones de pesos) para poder pagarle a un abogado que le tramite un amparo.

O, por ejemplo, imagine... Piense usted, cómo se vería que la bebé de Romero Deschamps deje de realizar sus exóticos viajes por el mundo... O, peor aún, que tenga que hacerlos en avión de línea y no en la comodidad de los aviones y helicópteros privados que suele utilizar y presumir…

Imagínese lo que es tener que viajar sin alguno de sus inseparables compañeros: Keiko, Morgancita o Boli, sus tres perros bulldog inglés que suelen ir en el asiento contiguo. Cómo pagar yates y hoteles en Europa, Asia y otros lugares del mundo, si papá tiene que gastar en abogados.

Y aunque don Carlos posee una colección de relojes, que juntos podrían valer más que un país bananero, no hay dinero que alcance cuando se trata de pagar por la libertad de uno o de sus familiares.

El campo de trabajo para los abogados en estos días es ilimitado pues, incluso ahora, hay que defender a los colegas que, desde luego, al igual que los políticos son inocentes. Es el caso del prominente abogado Juan Collado, quien hasta hace muy pocos días que estaba en libertad, tenía en su cartera de clientes, entre muchísimos otros, al propio Romero Deschamps y al expresidente Enrique Peña Nieto.

cats_4.jpg

Don Juan, quien apenas en mayo cantaba bien entonadito a dúo con Julio Iglesias, en la boda de su hija, mientras Romero Deschamps, Peña Nieto y varios ministros en activo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación disfrutaban del ensamble de voces del cantante y el abogado.

Así como de buenos vinos, en una fiesta casi familiar, hoy don Juan se encuentra invirtiendo algo de su cuantiosa fortuna en el pago de su defensa para intentar librar las acusaciones que la Fiscalía General de la República le hace por lavado de dinero y delincuencia organizada. ¡Delincuencia organizada!, ¿de dónde sacará la Fiscalía esa idea?, don Juan solo se organiza con alguien para jugar dominó, para hacer negocios limpios o para hacer la boda del año, pero con delincuentes, ¡en qué cabeza cabe!..

Pero… Mientras se ve si sus socios y sus organizaciones están o no limpias, Collado, tiene que dar algo de lo que ganó defendiendo a inocentes para defender su inocencia.

Y si usted es abogado y de plano no se ha podido colocar, ¡bájese del Uber, venda su taxi o rente el changarro!, pues de que habrá chamba en su campo de especialidad la habrá, el mercado de los abogados crecerá. Ser abogado es lo de hoy.

Ya se ha dejado ver que, desde expresidentes hasta exsecretarios, podrían requerir en breve los servicios legales de un abogado. Y si toma en cuenta que algunos de los jurisconsultos, que le podrían hacer la competencia, también están en la cárcel o enfrentando un proceso... El sentido común indica que habrá vacantes para aquellos que saben de leyes y estén dispuestos a defender a inocentes.

arlequ.png

Así que, ¿quién le diría que esta 4T, de la que tanto se queja, la va a dar a usted abogado?; éntrele a la posibilidad de litigar y cobrar requetebién. Por fin... Esas noches de desvelo y esas desmañanadas para ir a la Facultad de Derecho le serán recompensadas por el nuevo gobierno, que no es que se esté vengando de la mafia del poder, sino que está haciendo puritita justicia.

Además, con un poco de suerte y mucho talento de su parte para defender a sus clientes, esos líderes sindicales hoy han caído en desgracia y son acusados de corruptos. Quizá en otro sexenio salgan de la cárcel o regresen de donde anden prófugos y acaben siendo respetables aliados políticos del gobierno en turno o respetables senadores. ¡Créalo, es posible!

ME CANSO GANSO: ¿Y si el pueblo quiere más? (AMLO, 25 de julio 2019, al firmar ante notario un compromiso de no reelección). “Soy maderista y creo en el sufragio efectivo, no reelección; voy a durar el tiempo que el pueblo quiera, no me voy a aferrar a la Presidencia… ”

¿Y si no hay reelección, sino alargamiento de mandato como en Baja California? Es una pregunta, con todo respeto, de un Arlequín bien portado que, como los arlequines de la República restaurada, apoya a los liberales y las transformaciones.

En la foto: Emilio Lozoya y Carlos Romero Deschamps/ Archivo El Universal