Se encuentra usted aquí

De pandilleros a empresarios

Jovany Avilés era un pandillero en Iztapalapa, al entrar a la UNAM cambió el rumbo de su vida y creó el colectivo Emergente, con el que ayuda a los jóvenes a autoemplearse por medio de su talento artístico.
10/11/2018
00:06
-A +A
Texto: Iván Cruz
Fotos: Yadin Xolalpa
 

En una cancha de basquetbol de la colonia Vicente Guerrero, en Iztapalapa, hay una banca en donde los chavos se juntan todos los días, ese punto se conoce como “El Diván”, porque ahí todos llegan a desahogarse. Unos cuentan cómo “la tira entambó a su hermano” y otros enseñan los golpes que les dio su padre alcohólico.

Estos jóvenes asaltan para sobrevivir, huyen de la policía o se drogan para olvidar los problemas. Entre ellos estaba Jovany Avilés, quien se cansó de ser un vago y decidió reformarse. Tras nueve intentos ingresó a la UNAM y buscó la manera de ayudar a la gente que como él, aspira a tener una mejor vida.

De ser un pandillero que falsificaba certificados de preparatoria y que “atracaba a los chavos del bacho 4”, Jovany se graduó como sociólogo y creó el colectivo Emergente, con el que ha brindado ayuda a más 5 mil jóvenes de todo el  país, enseñándoles que se puede sobrevivir a través del arte:

“Emergente A.C. es una organización de sociólogos, surgió como colectivo cultural en 2006 y se constituyó formalmente en 2012. Lo que hacemos son proyectos de prevención de la violencia comunitaria a través del autoempleo y la cultura, partiendo siempre de la investigación social aplicada”, explica Avilés.

Entre los motivos que Jovany tuvo para cambiar el rumbo de su vida está el zapatismo: "Mi bisabuelo fue parte del ejército de Zapata, en mi familia siempre me lo recordaban, pero yo no hacia mucho caso de eso. Y ya en los 90 yo no hacía nada, me la pasaba en la calle y un día unos chavos se nos acercaron para invitarnos a conocer el movimiento que estaba llegando a la ciudad. Me uní a la idea y de ahí fue que comencé a pensar en algo que siguiera los mismos valores de ayudar a los demás".

Este año recibieron el Premio de la Juventud por el Mérito Cívico Ambiental y de Labor Social, entregado por el Injuve, como reconocimiento a su labor en colonias de alto índice delictivo en la Ciudad de México.
 

emergente_02.jpg
Jovany Avilés (al centro) creó Emergente con la idea de ayudar a jóvenes que viven en colonias propensas a la violencia. Foto Cortesía

 

Una escuela de arte para todos

Emergente promueve el autoempleo con la Escuela de Cultura Urbana (ECU), una iniciativa que en conjunto con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), brinda clases de manera gratuita a jóvenes que quieran emprender un modelo de negocio a partir del talento artístico.

Jovany señala que en la ECU “las clases son de marketing, producción, administración de negocios y relaciones humanas. No es que vengan y les enseñamos a rapear o grafitear. Sí hay gente que puede orientarlos en eso, pero en realidad nosotros queremos que desarrollen sus ideas para que puedan vivir de ellas”.

Un punto clave para implementar el modelo educativo de la ECU es Iztapalapa, debido a que se sitúa como la segunda alcaldía más peligrosa de la CDMX, acumulando en 2018 más de 25 mil 500 averiguaciones por diferentes delitos, de acuerdo al Boletín Estadístico de Incidencia Delictiva de la Ciudad de México, elaborado mensualmente por la Procuraduría General de Justicia capitalina.

Además, cifras de la Encuesta Intercensal 2015 realizada por el INEGI indican que es la demarcación con mayor número de personas de entre 15 y 29 años de edad, con un aproximado de 452 mil 130 jóvenes, de los cuales el promedio de escolaridad es es de 10.1 años, equivalente a abandonar los estudios en los primeros semestres de educación preparatoria.

Ahí, Emergente realizó un estudio para identificar las zonas propensas a la violencia, luego buscaron a los grupos de jóvenes que viven en esas puntos para alentarlos a transformar sus pandillas en colectivos culturales.

Edgar Marín, Director de la Escuela de Cultura Urbana, resalta que este programa no se trata sólo de llevar talleres a colonias violentas, sino que “lo que hacemos es potencializar los talentos de los jóvenes a través de un modelo pedagógico dividido en tres módulos, el primero es Desarrollo Humano, el siguiente Emprendimientos Socioproductivos y el tercero es una Especialización Técnica”.

Marín destaca también que “la ECU no tiene una sede fija, es decir, se puede establecer en cualquier lugar. Tenemos esta consigna como Emergente de no encerrarnos, porque la cultura no la entendemos como algo que esté en un lugares cerrados, sino que se da en los espacios que los jóvenes se apropian”.

Las clases que la ECU brinda a sus más de 400 alumnos, son gratuitas. Jovany apunta que la manera en que este proyecto se sostiene es con el apoyo de USAID y la producción de estudios sociológicos:

Emergente ya es una empresa formalmente constituida que vende servicios de consultoría, investigación, análisis, cartografía social, información geográfica, que el gobierno e iniciativa privada compran para implementar programas sociales o hacer alguna actividad altruista en esas colonias”.
 

la_victoria_emergente_el_universal_03.jpg
La Escuela de Cultura Urbana no tiene una sede fija, se traslada a parques, plazas o centros culturales de toda la CDMX . Foto Yadin Xolalpa 

 

Desde el circo hasta el rap

Un ejemplo de cómo funcionan los colectivos es el grupo “Rapaz”, formado por los raperos “Adaan Life”; “Khampa” y “Sower”. Ellos cantaban en las calles y al integrarse a la ECU comenzaron una carrera músical de manera profesional.

"Adaan Life” explica que: “nosotros venimos de Iztapalapa, Tepito y Nezahualcóyotl en donde la violencia y la drogadicción son cosas de todos los días. con Emergente vimos que al momento en que tú haces algo por los chavos, estás generando conciencia, estás evitando que, por ejemplo, muchas personas se metan a robar”.

“Queremos dar un buen mensaje, porque sabemos que una canción puede hacer la diferencia entre suicidarse o seguir viviendo y eso es algo muy chido que a nosotros nos agrada hacer. Cuando vamos a alguna escuela o centro cultural, sabemos que podemos generar algún impacto”, señaló “Sower”.

En la ECU los chicos de “Rapaz” aprendieron cosas como los aspectos técnicos para grabar un disco, también se les dio clases de  mercadotecnia y administración para dar a conocer su material y así generar una audiencia.

“Yo era un morro, de hecho era el menor de todos los inscritos (en la ECU) y era estár macheteándole todos los días, buscar ritmos, rimas, a ver qué salía. Era solamente practicar por las tardes o ratos libres y ahorita que ya estamos aquí pensamos que es más una pasión, es ya un trabajo”, comenta “Khampa”.
 

la_victoria_emergente_el_universal_04_0.jpg
Los integrantes de "Rapaz" son alumnos de la Escuela de Cultura Urbana y están en proceso de sacar su primer disco. Foto Yadin Xolalpa
 

Para apoyar a estos proyectos musicales, Emergente instaló un estudio de grabación en el bajo puente de Churubusco y Eje 3, el cual no cobra a los alumnos de la ECU por sus servicios y que antes de ser recuperado era un punto de consumo de droga.

Actualmente en ese espacio se realiza la grabación del tercer disco de “Ey Zy”, él ganó una competencia organizada por Emergente llamada “Hip-Hop Transformación”. Ahora que está de vuelta en el estudio, forma parte de un proyecto musical enfocado en historias que acontecen en la ciudad y que será producido por Juan José Nevares:

“El disco va a pasar de lo que pasa en el barrio, de lo que nosotros vivimos, de lo que vemos, queremos transmitir lo que estamos viendo, somos nueve artistas que investigamos historias tanto en la colonia, como en la delegación, en internet y periódicos y tratamos de plasmarlas en una canción”, indica “Ey Zy”.

En cuanto a la ECU, Navares cree que proyectos como este son necesarios para aspirar a una vida lejos de la delincuencia: “básicamente son los chavos los que están moviendo las ciudades, muchas veces el reflejo de los jóvenes es el reflejo del país, si nosotros podemos en base a la música alejarlos de la violencia, de las drogas y la delincuencia, nos gustaría aportar nuestro granito de arena”.
 

la_victoria_emergente_el_universal_05.jpg
"Ey Zy" (izquierda) ganó el concurso "Hip-Hop Transformación", organizado por Emergente, actualmente graba su segundo disco, lo acompaña su productor Juan José Navares. Foto Yadin Xolalpa

 


Sin embargo, no todos los colectivos que ingresan al programa educativo de la ECU son musicales, hay otros que se dedican a actividades como el tatuaje, la fotografía, las artes gráficas, el cine, actuación etc.

Tal es el caso de Tonatihu Rodríguez, uno de los alumnos que mayor progreso ha tenido con su proyecto “Fakir Producciones”, el cual se trata de diseño de ropa con temática de circo, ellos comenzaron a trabajar en su idea junto a Emergente antes de la creación de la ECU:

“Yo iba en el CCH Oriente,una vez hubo una jornada cultural y ahí conocí a Emergente, nos dijeron que traían un proyecto para impulsar a los artistas y me interesó. Yo en ese entonces hacía malabares en la escuela, en eventos, en la calle”.

Con la idea de emprender un negocio, Tonatihu se acercó a su amigo Alejandro Arellano, con el que comenzó a darle forma al proyecto:  “Él es diseñador y pensamos que se podían hacer playeras, stickers, pines, cosas así relacionadas con algo que me gusta, que es el arte circense y así comenzamos con la marca”.
 

la_victoria_emergente_el_universal_06.jpg
Tonatihu era malavarista cuando cursaba el CCH, tras conocer a Jovanpy y el proyecto de Emergente, decidió hacer una marca de ropa inspirada en el circo. Foto Cortesía

 

Los chavos quieren empleo, no conciertos

En su trabajo en zonas rurales y urbanizadas de todo el país, Jovany observa que la preocupación de los jóvenes es el desempleo: “aunque son contextos diferentes, hay similitudes. La mayoría dejan de estudiar porque la escuela no cumple la función de brindarles una buena educación. Prefieren desertar y dedicarse a ganar dinero”.

En ese contexto el INEGI reporta que en México más de 981 mil jóvenes están desempleados y de los cuales 9 de cada 10 sólo cuentan con la secundaria terminada. Mientras que el sector que sí labora, el 59% lo hace en la informalidad, por lo que no recibe ningún tipo de prestación ni seguridad social.  

Avilés señala que la falta de oportunidades y débiles salarios son factores que llevan a la juventud a caer en frustración y por tanto delinquir, por que considera necesario cambiar las políticas públicas destinadas a ellos:

“Las instituciones creen que cumplen con sólo organizar festivales, pero lo que realmente quieren los chavos es empleo. No quieren conciertos, quieren chamba. Por eso nosotros les enseñamos a vivir de su propio talento”.

Jovany cree firmemente que impulsar la creatividad de los jóvenes y su desarrollo empresarial genera una economía alternativa que disminuye la violencia en sus comunidades, pues se alejan de los vicios y la delincuencia al mismo tiempo que inspiran a otros a unirse al programa de la ECU.

“Puedo decir que los jóvenes son quienes mantienen a flote al país, ellos no son violentos por naturaleza, son creativos, por eso se llama Emergente, porque ellos son una fuerza que emerge desde todas esas culturas subterráneas que ahí están, pero que a veces no lo queremos ver”, finalizó.
 

la_victoria_emergente_el_universal_07.jpg
"Emergente comenzó como un colectivo cultural, hoy ya es una empresa sustentable", señala Jovany. Foto Iván Cruz

Comentarios