Ejercita el “músculo de la amabilidad”

La amabilidad, ese sencillo acto de gentileza o bondad con quienes están a tu alrededor, está en la mira de los neurocientíficos y psicólogos.
OTRAS
17/08/2015
00:00
-A +A
A través de este blog deseo proporcionarte ideas útiles para tu vida diaria. Cada post te ayudará a comprender un conflicto emocional diferente y a vislumbrar opciones de solución.
OTRAS

La amabilidad, ese sencillo acto de gentileza o bondad con quienes están a tu alrededor, está en la mira de los neurocientíficos y psicólogos. El cerebro es el lugar donde se originan nuestras lágrimas, las buenas o malas decisiones y la amabilidad. La compasión y empatía parecen haber estado presentes en la historia de nuestra evolución por mucho tiempo, e incluso haber ayudado al desarrollo de las primeras comunidades. La ciencia a revela que la gentileza y compasión tienen las siguientes ventajas a nivel social e individual:

 

Te proporciona placer

El neurocientífico Jordan Grafian, del National Institute of Health, observó en imágenes del cerebro que las partes que están activas cuando experimentamos placer (mediante el sexo, la comida, el dinero), también se activan cuando vemos que alguien está siendo amable o bondadoso con otra persona, por ejemplo, al dar dinero para una caridad. Si experimentamos placer al mirar a otros siendo amables, con seguridad nos sentimos bien al mostrar nuestra generosidad o gentileza.

En la Escuela de Negocios de Harvard, el Prof. Michael Norton descubrió que los participantes que gastaban en complacer a otros una suma de dinero que les había sido proporcionada para el experimento se sentían mucho más felices que los que habían gastado el dinero en ellos mismos. La bondad y generosidad parecen ser buenas fuentes de placer.

 

Te ayuda contra la ansiedad y la depresión

Piensa en esa ocasión en que estabas triste o ansioso y un amigo querido te llamó para que, con urgencia, le ayudaras a resolver un problema. En este tipo de situaciones, de repente tu atención se enfoca en ayudar. De alguna forma, te energetizas y, una vez concentrado en apoyar a tu amigo, te sientes mejor o adquieres una perspectiva diferente de tu propia realidad.

¿Por qué sucede esto? Porque al ser amable o bondadoso con otros, dejas de enfocarte en ti. Estar demasiado centrado en ti mismo favorece el surgimiento de la ansiedad y depresión. Al poner atención a alguien más, sales de tu egocentrismo y, por ende, de ese estado de malestar o tristeza. Una recomendación de los psicólogos conductuales contra la depresión es la de ocuparse de alguien más o cuidar de otras personas.

 

Te hace más [email protected]

A menudo, tratamos de parecer atractivos a los demás. Lo hacemos resaltando la apariencia, intentando impresionar con nuestras habilidades o posesiones y escondiendo nuestras debilidades y vulnerabilidades. Curiosamente, estas medidas tienen el efecto contrario. Quizás te sorprenda saber que la característica que hombres y mujeres más valoran en una posible pareja son la gentileza y la compasión.

 

Contribuye a mejorar tu salud

En una investigación realizada por Rodin y Langer, se observó que cuidar de una planta en una maceta redujo considerablemente la mortalidad en residentes de un asilo de ancianos. La generosidad, la atención a otros seres vivos y la dedicación le dan un propósito a nuestra vida y hacen que mejore la salud.

La inflamación es uno de los precursores del cáncer y otras enfermedades, y está presente en mayor medida en personas que viven bajo mucho estrés. Los Profesores en Psicología Steve Cole y Barbara Friedrickson descubrieron que quienes llevan una vida llena de significado, centrada menos en ellos mismos y más en el bien común y en ayudar a los demás, tienen niveles bajos de inflamación. Una actitud empática contribuye a una mejor salud.

 

¿Cómo ejercitar el “músculo de la amabilidad”?

  • Regala palabras amables, una sonrisa, un “buenos días” a la gente en tu calle o edificio.
  • Reconoce la gentileza en tus hijos o amigos: “Fuiste muy gentil al ayudar a mamá a cargar las bolsas”.
  • Llama a alguien que sabes está pasando por un mal momento, sólo para hacerle sentir tu presencia.
  • Abstente de hacer críticas negativas. Muérdete los labios y no le des voz a la negatividad.
  • Hazle cumplidos y expresa tu agradecimiento a tu pareja.
  • Permite que avance alguien que tiene prisa en la cola del banco o en el tráfico. Dale el paso al peatón.
  • Deja una flor en el escritorio de quien está pasando por una mala racha, sólo para darle un instante de felicidad.
  • Resalta la importante labor de la mesera, el policía, el cuidador, la señora de la limpieza, el conductor del taxi. Míralos a la cara cuando lo hagas para mostrar tu honestidad.
  • Ofrécete a pasear el perro de esa amiga que sale de vacaciones.

La empatía y la gentileza son secretos que han estado guardados por mucho tiempo y que ahora la ciencia nos revela sus ventajas. Te dejo con una frase del escritor estadounidense Henry James para reflexionar: “Hay tres cosas importantes en la vida humana. La primera es ser amable. La segunda es ser amable. Y la tercera es ser amable”.

 

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

29 de September de 2017 12:00
30 de June de 2017 04:38
05 de May de 2017 05:48

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Tiempo de bien estar

You are here