26 | ENE | 2020
1
Foto: Archivo

Aumentan enfermedades crónico-degenerativas

18/09/2015
10:55
Georgina Ríos Galván
Ciudad de México
-A +A
El año terminará con más de un millón 615 mil nuevos casos

[email protected]

Rafaela tiene 62 años, 27 de los cuáles ha vivido con Diabetes tipo II y casi 20 con hipertensión arterial. Al mes, entre medicamentos y consultas médicas, gasta más de 3 mil pesos para evitar cualquier tipo de complicación.

“Ahora como mejor y trato de ejercitarme diario, pero el daño ya está hecho. Desearía haberme cuidado más. Hace dos años fue lo peor, tuve un cuadro hipertensivo que tardaron tres días en controlar; no quiero volver a sentirme así”.

Su caso, como el de miles de personas, ilustra el complicado panorama actual de salud de los habitantes de la Ciudad de México.

Según datos de la Agenda Anual de 2011 publicada por la Secretaría de Salud del Distrito Federal, hay un claro predominio de enfermedades crónico-degenerativas entre la población, pues de 2000 a 2011, las consultas por este tipo de padecimientos casi se triplicaron.

Asimismo, ocupan los primeros dos lugares en las cinco causas principales de defunción, seguidas de tumores malignos, accidentes y cirrosis. Y por si fuera poco, el sedentarismo y la obesidad han mermado las posibilidades de combatirlas con efectividad pues, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, la última realizada en su tipo, 7 de cada 10 hombres y mujeres mayores de 20 años en el Distrito Federal tienen sobrepeso.

¿Qué hizo que la población de la ciudad enfermara tanto en años recientes? Rafaela piensa que tiene que ver con el modo tan acelerado en que vive la gente, aún cuando sus actividades no les exijan que lleven ese estilo de vida.

“Entre el tráfico y el tiempo que te toma llegar de tu casa al trabajo y de regreso, la gente come cualquier cosa en la calle y no hace ejercicio, está sentada todo el día. Pero aún así no dudo que haya quien simplemente no le guste hacer actividades deportivas, y eso está mal. La salud empieza en uno mismo, no todo puede estar en manos de los doctores”.

Para la Secretaría de Salud, Rafaela no está equivocada en su valoración. Con base en su propio diagnóstico, incluido en el Programa Sectorial de Salud 2013-2018, admite que cuidar la salud de una población del tamaño de la nuestra es una tarea mayúscula y que preservarla no sólo pasa por la supervisión médica sino que es un asunto multifactorial que necesita ser atendido desde varios frentes.

Por ello, al comienzo de la presente administración, una de las metas para enfrentar el reto que supone la epidemia de enfermedades metabólicas es fortalecer la calidad de los servicios sanitarios dirigidos a grupos vulnerables de padecerlas. Así, el Gobierno del Distrito Federal busca realizar, para 2018, 2 millones 900 mil detecciones de este tipo de enfermedades, atenciones y canalizaciones a la población; 121 mil acciones de promoción y distribución de 8 millones de materiales de difusión para su prevención; y establecer 13 convenios con organizaciones de la sociedad civil.

¿Y qué tanto se ha avanzado al respecto? De acuerdo con datos obtenidos por Brújula CDMX a través de Info D.F., la Secretaría de Salud, desde el año pasado y al 30 de junio del año en curso, ha detectado el siguiente número de enfermedades crónico-degenerativas:

 

En perspectiva, durante 2014 se detectaron alrededor de 139 mil 182 nuevos casos mensuales, mientras que en lo que va de 2015 se han detectado 134 mil 602. De seguir esta tendencia, el año acabaría con 1 millón 615 mil 221 casos, es decir, con una disminución de 3.3%.

Aunque es un dato alentador, cabe señalar que en el caso del síndrome metabólico éste ya presenta un alza respecto a 2014 aún faltando la mitad del año por cumplirse.

Por otro lado, durante el mismo periodo 2014-2015, se difundieron los siguientes materiales para su prevención:

Finalmente, de los 13 convenios proyectados a llevarse a cabo, se cuentan con seis suscritos por la SEDESA con distintas instituciones de gobierno y personas morales durante 2013, cuyo objetivo es brindar atención de enfermedades crónicas degenerativas y/o su promoción en la materia. “Ojalá hace 20 años hubieran ayudado así”, lamenta Rafaela. “Lástima que esperaron a que hubiera tanta gente enferma para hacer algo”.

 

*Georgina Ríos es coordinadora del proyecto Brújula DF. Puedes encontrar más al respecto en:

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios