16 | DIC | 2019
5
El presidente Enrique Peña Nieto, acompañado de su esposa, Angélica Rivera, e integrantes de su gabinete, despidió a Jorge Mario Bergoglio en el Aeropuerto Internacional 'Abraham González' (CRISTOPHER ROGEL. EL UNIVERSAL)

Despide EPN al papa Francisco

18/02/2016
02:02
Francisco Reséndiz y Luis Alonso Fierro Enviado y corresponsal
-A +A
El acto protocolario tuvo lugar en Ciudad Juárez; avión con destino a Roma despegó a las 19:38 horas

[email protected]

Ciudad Juárez, Chih.— El presidente Enrique Peña Nieto, acompañado por la primera dama Angélica Rivera, despidió anoche en el Aeropuerto Internacional de esta localidad al papa Francisco, tras concluir su primera visita pastoral a México.

Fue una breve ceremonia, sin discursos públicos. El gobierno mexicano dispensó un trato de jefe de Estado al Pontífice, por lo que se entonó el Himno Nacional y el de la Santa Sede; luego, los dignatarios se despidieron de cada comitiva.

El presidente Peña Nieto arribó poco antes de las 19:00 horas (hora del centro) al Aeropuerto Internacional Abraham González. Al pie del avión presidencial fue recibido por el gobernador César Duarte, los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y autoridades locales.

El mandatario y la primera dama esperaron al Pontífice. Tras encontrarse con él se trasladaron a pie a la Sala de Juntas de la Comandancia del Aeropuerto Internacional, donde sostuvieron un encuentro privado.

Caminaron rumbo a la plataforma del aeropuerto de Ciudad Juárez y comenzó la ceremonia de despedida ante más de 5 mil personas. Entonces fue que se entonaron los himnos.

El Presidente se despidió de los integrantes del séquito papal, encabezado por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano; el cardenal Marc Ouellet, presidente de la Pontificia Comisión de América Latina, y Giovanni Angelo Becciu, sustituto de la Secretaría de Estado, así como del nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, y de los jerarcas católicos mexicanos.

Allí, el líder religioso se despidió del gobernador César Duarte, de los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu; de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; de la procuradora Arely Gómez, quien pidió la bendición papal para el contenido de una pequeña caja, así como del embajador de México en el Vaticano, Mariano Palacios Alcocer.

Otros funcionarios que lo despideron antes de volar de regreso a Italia fueron Francisco Guzmán Ortiz, jefe de la Oficina de la Presidencia; Jorge Corona Méndez, secretario auxiliar del Presidente de la República y de los subsecretarios de Gobernación, Luis Enrique Miranda, y de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Humberto Roque Villanueva.

El avión papal, llamado Misionero de Paz, despegó a las 19:38 horas. Este fue el último acto en una jornada en la que Jorge Mario Bergoglio sostuvo diversos encuentros, uno de ellos con reos del Centro de Readaptación Social número 3, así como con empresarios y obreros de la industria maquiladora, y acudió a los límites con Estados Unidos, a unos metros de la línea divisoria.

En la ceremonia hubo bailables típicos mexicanos. El avión, de una aerolínea nacional, que traslada al Papa a Roma despegó de Ciudad Juárez.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios