22 | MAR | 2019
La SPP informó que de abril de 2014 a noviembre de 2016 se recuperaron 2 millones 670 mil 505 litros de combustible extraído ilegalmente de Pemex. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Túneles, el 'modus operandi' en Guanajuato

09/01/2017
02:15
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
Guanajuato, Gto.
-A +A

[email protected]

Bajo tierra y entre el agua se ha consumado el robo de hidrocarburos en el estado de Guanajuato. Este año han sido descubiertos al menos dos túneles con mangueras conectadas a los ductos de Pemex, uno de éstos en Salamanca y el otro en Valle de Santiago.

Peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) encontraron que ambos túneles fueron cavados con pico y pala. Nacían en fincas hasta las que llegaban pipas y contenedores a cargarse de combustible. Los conductos fueron específicamente para la sustracción ilícita de combustibles, concluyeron expertos en criminalística de la PGJE y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal.

Pemex reportó en 2015 que Guanajuato se ubicó en el primer lugar en robo de hidrocarburos, con la detección de 968 tomas clandestinas en 20 municipios, por encima de Tamaulipas y Puebla.

La SPP informó que de abril de 2014 a noviembre de 2016, recuperaron 2 millones 670 mil 505 litros de combustible extraído de manera ilegal de los ductos de Pemex en la entidad, y detuvo a 583 personas por la posesión y sustracción de hidrocarburo.

Como resultado de los operativos clausuraron 453 tomas clandestinas, y aseguraron 460 vehículos, de estos 353 son camionetas, 49 pipas y 58 camiones; además de 12 remolques y 27 motobombas. También accesorios para la extracción, almacenamiento y traslado de combustible.

Los “huachicoleros”, como se les llama a quienes roban combustible, se conectan de los 12 ductos procedentes de la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor (RIAMA), de Salamanca, los cuales desde el 5 de octubre son vigilados por militares y policías federales.

En abril pasado descubrieron un pasadizo de 15 metros de largo debajo de la avenida principal de la colonia La Loma, en la esquina de las calles Nezahualcóyotl y Juventino Rosas, del municipio de Valle de Santiago.

El túnel tenía el acceso en un cuarto cubierto con láminas y tierra sobrepuesta, paredes enjarradas, polines para soportar el techo, iluminación y control de temperatura.

En un mapa de campo y fijación de objetos la autoridad investigadora descubrió que el subterráneo reforzado con polines terminaba debajo de los ductos que pasan por la calle Nezahualcóyotl, y una válvula de tres salidas con mangueras conectadas que llegaban al inmueble.

Vecinos de la zona, de los que sus nombres se mantienen en reserva, declararon que en diversas ocasiones observaron camiones y pipas entrar y salir, al parecer cargados de gasolina.

La fiscalía estatal confirmó que el sitio abastecía las pipas ilegalmente. En Salamanca, en mayo, autoridades policiales pusieron al descubierto otro túnel en la barda trasera de una finca localizada en la colonia San Juan de la Presa, que desembocaba en el Río Lerma. Trabajadores de Seguridad Física de Pemex y personal especializado señalaron que tenía 1.2 metros de alto por uno de ancho y de 12 metros de longitud; cimentación de vigas y travesaños de madera, además contaba con tubería de PVC para proteger la manguera de alta presión.

El túnel desembocaba en el río, con una extensión de manguera de cerca de 300 metros hasta el fondo del cauce, en donde se conectaba con un ducto de Pemex.

La manguera ligada al ducto tenía salida en una aparente alcantarilla, que era la fuente de abasto ilícito de gasolina. Los dos túneles fueron destruidos y rellenados con tierra.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios