Juan, de 11 años, diseña mochila blindada

Juan integró a su mochila un chaleco a prueba de balas, una alarma, una lámpara y un sistema GPS

Juan integró a su mochila un chaleco a prueba de balas, una alarma, una lámpara y un sistema GPS que se conecta al teléfono de sus padres (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Nación 19/12/2016 02:28 Julio Guzmán - Corresponsal Actualizada 02:58
Guardando favorito...

[email protected]

Matamoros, Tam.— Las balaceras que se registran de manera cotidiana en municipios de Tamaulipas por la lucha que mantiene el gobierno federal contra grupos delictivos y por la disputa entre las mismas células criminales obligan a que directivos de instituciones educativas y de Protección Civil desarrollen constantemenre mejores estrategias en busca de que éstas protejan a alumnos en situaciones de riesgo.

Una de estas primarias que realiza de manera constante simulacros para proteger la integridad de sus alumnos es la General Lázaro Cárdenas del Río, ubicada en la zona escolar 63, de Matamoros, la misma en la que estudia el alumno Juan David Hernández, quien diseñó la mochila blindada para protegerse de las balaceras que hay en su ciudad.

María Palacios, directora del plantel, reveló que en su escuela se realizan hasta cuatro simulacros de seguridad al año, apoyados por Protección Civil, Bomberos y Cruz Roja.

Además se realizan pláticas y cursos que imparte la dependencia municipal a los maestros para que sepan cómo actuar y orientar a los alumnos en caso de siniestro o balaceras.

Destacó que inclusive la ola de violencia que impacta al municipio, al estado y al país fue lo que orilló además al alumno Juan David Hernández, de 11 años, a diseñar una mochila blindada que lo proteja.

La familia del alumno de sexto año de primaria está en la Ciudad de México para patentar su mochila e iniciar con la producción y venta, “Juan David dice que de esta forma los niños se podrán proteger mejor en caso de balaceras, asaltos o robos.

“Desde que inició la ola de inseguridad hemos aplicado los simulacros para proteger a los alumnos, pero Juan David buscó la manera de que los niños pudieran estar más protegidos de balas perdidas y de robos... Aquí nos han tocado sólo una o dos balaceras fuertes”, indicó.

Recuerda que en una de las balaceras los niños tuvieron que ser puestos pecho tierra, pues los estruendos de las armas eran fuertes.

Palacios dice: “Sabemos que realizar constantes simulacros puede ser traumático para los alumnos, pero estamos hablando de que en esta escuela son casi 800 alumnos, entonces tenemos que estar muy preparados para situaciones de ese tipo”.

El director de Protección Civil y Bomberos, Arnoldo Amador, destacó que motivados por la creatividad de Juan David, la dependencia trabaja para diseñar estrategias que permitan al alumno entender de una manera mas fácil los métodos de cómo actuar en caso de emergencia.

Temas Relacionados
DOSSIER SEGURIDAD
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios