25 | MAY | 2019
En Puebla, el 911 fue puesto en marcha por el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno, y el gobernador Rafael Moreno Valle (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)

El 911 dará atención especial a mujeres en caso de violencia

04/10/2016
02:21
Alberto Morales y Diana Lastiri
-A +A
El nuevo teléfono de emergencias estará disponible las 24 horas del día, afirman; comenzó a funcionar en 16 estados del país; el resto se integrará a partir del 9 de enero

[email protected]

El presidente Enrique Peña Nieto publicó en su cuenta de Twittter que a partir de ayer en 16 entidades del país entra en operación el Número Único de Llamadas de Emergencias 911.

En la red social de 140 caracteres explicó que este Número Único de Llamadas de Emergencias contribuirá a mejorar las condiciones de seguridad, justicia y Estado de derecho en México.

El Ejecutivo federal también posteó un video donde se explica que este nuevo número estará disponible las 24 horas del día los 365 días del año, donde personal capacitado atenderá cualquier tipo de emergencias médicas, de seguridad, de protección civil.

En el 911 se dará atención especial a mujeres en casos de violencia.

En la primera fase, las entidades que contarán con el número de emergencia son: Baja California, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, Sonora, Tlaxcala, Puebla y Zacatecas.

La Secretaría de Gobernación ha instalado 194 Centros de Atención de Llamadas de Emergencia en todo el país, con 3 mil operadores y 300 supervisores, los que atiendan las llamadas en los centros C-2, C-4 o C-5 de cada entidad.

A través de una coordinación interinstitucional y la homologación de protocolos de atención a llamadas de emergencias desde ayer la mitad del país pudo utilizar el número único de atención.

En conferencia de prensa, el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno Zamora, detalló que por instrucciones de Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, el organismo se coordinó con el Instituto Federal de Telecomunicaciones, la UNAM, el Instituto Nacional de las Mujeres, la Cruz Roja Mexicana, el Escuadrón de Urgencias Médicas de la Ciudad de México, el Sistema Nacional de Protección Civil y el Heroico Cuerpo de Bomberos para desarrollar protocolos y programas de capacitación para brindar atención telefónica de primeros auxilios en emergencias de tipo médico y con perspectiva de género.

El resto del país podrá hacer uso del 911 a partir del 9 de enero de 2017. “La implementación del 911 ha sido un proceso que no ha estado exento de complejidad técnica, y en el que se han involucrado numerosas instituciones públicas y privadas.

“El inicio del número único de emergencias 911 implica un proceso gradual de transición, en el cual durante los primeros seis meses coexistirán los números de emergencia anteriores, por lo que ninguna llamada dejará de ser atendida”, agregó.

Comentó que en los 194 Centros de Atención de Llamadas de Emergencia que existen en el país coinciden con los llamados C-5 o C-4 o C-2 que hay en municipios y entidades federativas, mismos que además de recibir llamadas coordinan la recepción de los sistemas de videovigilancia, la operación, comunicaciones y la inteligencia en todas las entidades.

“En estos centros hay un trabajo coordinado, interinstitucional entre las diferentes instancias que participan en tareas de seguridad de los tres niveles de gobierno, a nivel municipal, a nivel estatal y a nivel federal.

“Cuando llame un ciudadano, el operador puede articular de manera organizada la reacción de la instancia que tenga que brindar apoyo o auxilio a la población según se requiera, según sea el caso”, destacó.

Según Vizcaíno Zamora, ocho de cada 10 mexicanos identifican el 911 como un número de emergencias, razón por la que fue elegido para sustituir a todos los demás con excepción del que se utiliza para denuncias anónimas debido a que operan con una dinámica distinta de atención al público.

Durante el primer semestre de 2016 fueron recibidas 58 millones 924 mil 507 llamadas a los servicios de emergencia, 90% de las cuales (52 millones 828 mil 320 llamadas), fueron falsas o improcedentes. “Cada llamada falsa pone en riesgo a quienes enfrentan una situación real de peligro. El 911 es un servicio de y para la ciudadanía, y su eficacia también depende en gran medida del buen uso que le demos”.

En la mitad del país existen sanciones para quienes realicen llamadas de emergencia falsas, pues está tipificado como delito, apuntó, pero el alto número de llamadas falsas al mes, aproximadamente 9 millones, hace materialmente imposible una persecución penal. “Está comprobado que las llamadas falsas se incrementan en temporada vacacional y son realizadas por niños y adolescentes, de ahí que el mejor camino para poder evitar estas llamadas es a través del apoyo, de la concientización que puedan ejercer los padres y madres de familia respecto de sus niños y adolescentes para evitar las llamadas falsas”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios