Suscríbete

Agarran valor: “A ver si nos vuelven a desalojar...”

Nación 26/05/2016 02:09 Rebeca Jiménez, Julián Sánchez y Teresa Moreno Actualizada 03:49

Integrantes de la organización magisterial buscan forzar diálogo

Dicha obstrucción se registró a la altura de la caseta de La Venta y como alternativa vial se sugirió utilizar la carretera libre México-Toluca.

Se debió a una movilización por parte de integrantes de la CNTE.

Luego ampliaron su bloqueo hacia la carretera Libre México-Toluca.

La autopista y la carretera Libre fueron cerradas con dirección a la capital y se generó un caos vial.

Elementos del cuerpo de granaderos resguardaron la zona e impedían que los docentes ingresen a la Ciudad de México.

Luego de un diálogo entre uniformados y maestros fue liberada la autopista México-Toluca.

Los policías acordaron con los docentes que los escoltarían hasta llegar a la CDMX, donde se realizarían una marcha.

Los maestros se trasladaron a la capital del País a bordo de 15 camiones, escoltados por 20 unidades de la policía local.

[email protected]

“A ver si nos vuelven a desalojar”, dijo un maestro de Michoacán mientras instalaba una casa de campaña. Con la playera empapada en sudor, tras haber marchado con sus compañeros del Hemiciclo a Juárez al Senado de la República y luego a las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación, el profesor pedía apoyo a dos colegas.

El maestro aseguró que luego de ser desalojados la semana pasada de la calle de Bucareli, donde ayer se instalaron nuevamente, a la policía le será difícil hacerlo una segunda ocasión.

La idea, según los dirigentes, como Rubén Núñez, de la Sección 22 de Oaxaca, y Víctor Manuel Zavala, de la 18 de Michoacán, es demandar la atención a un pliego de 11 puntos entre los que destacan dar marcha atrás al cese de más de 4 mil maestros por acumular cuatro faltas, así como la derogación de la reforma laboral y la instalación de una mesa de diálogo con el gobierno.

Estas demandas fueron la constante desde que inició la concentración poco antes de las 11:00 horas en el Hemiciclo a Juárez, aunque la marcha tuvo que esperar hasta las 14:00 horas, que tuvo como primer punto el Senado de la República, donde entregraron su pliego petitorio y luego arribaron a la Secretaría de Gobernación, donde nadie abrió la puerta.

A pesar de haber sido desalojados en dos ocasiones durante la madrugada, Rubén Núñez declaró instalado el plantón a las 17:20 horas en la calle de Bucareli, del que aseguran que no los moverán.

Caos. Por la mañana, mientras llegaban los contingentes, miles de personas quedaron varadas por casi cinco horas en la autopista de cuota y en la carretera libre México-Toluca, por el cerco que granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México establecieron en la caseta de cobro de La Marquesa, para impedir el paso a más de 500 profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

A las 6:30 horas granaderos de la Ciudad de México establecieron un operativo en las inmediaciones de la caseta de cobro, en el kilómetro 24, donde impidieron el paso a una veintena de camiones procedentes de Michoacán, en los que viajaban los profesores.

La fila de vehículos fue de más de 10 kilómetros, tanto de Toluca rumbo a la capital del país como de la zona de Bosques de las Lomas, Interlomas y Santa Fe hacia Toluca.

Este bloqueo afectó la circulación no sólo de la autopista México-Toluca, también de la pista Chamapa-La Venta y de la carretera libre a Toluca, donde miles de personas caminaron por casi dos horas para librar el bloqueo y llegar a sus empleos, escuela y citas médicas.

“Guardé mis zapatillas en la bolsa y por suerte traía zapatos bajos, con los que caminé desde Acopilco hasta Contadero, porque todos los carros estaban parados”, relató Grisel Linares, quien al igual que su hermana María Linares, llegaron a las 11 de la mañana a trabajar..

Temas Relacionados
movilizaciones magisteriales

Comentarios