Nuevo sistema de justicia demanda otra actitud: EPN

Asegura que se requiere compromiso para que cada precepto legal pase a la práctica; es prioritario devolver al ciudadano la confianza en las instituciones, dice

En el marco del Día del Abogado, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la nueva etapa en la procuración e impartición de justicia exige a los abogados su más alto compromiso con la ley (PRESIDENCIA)
Nación 13/07/2017 02:40 Francisco Reséndiz Actualizada 07:29
Guardando favorito...

[email protected]

El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que el país ha entrado a un nuevo paradigma en materia de justicia con grandes cambios y en el que se han logrado avances muy importantes pero —dijo—, “el proceso estará inconcluso si nos detenemos aquí”.

Al encabezar en el Patio de Honor de Palacio Nacional la ceremonia por el Día del Abogado, asentó que hoy se requiere “lo más importante”: el compromiso leal y permanente de las mujeres y los hombres de leyes, para lograr que cada precepto legal pase del papel a la práctica.

Aceptó que el cambio en la ley por sí mismo no es suficiente y que todo cambio legal exige un profundo compromiso con su implementación. “Sé que este paso no es sencillo. Es, de hecho, el más complejo en muchos casos”, dijo.

Subrayó que las reformas estructurales en materia de justicia implican, desde transformar por completo la manera de realizar algunos procesos ya dominados hasta desarrollar nuevas habilidades. “Este nuevo escenario demanda una nueva mentalidad y una nueva actitud ante los retos que enfrenta la justicia en nuestro país”, indicó.

La nueva etapa en la procuración e impartición de justicia, dijo, exige a los abogados su más alto compromiso con la ley pues forman parte de la generación a la que se le encomendó la responsabilidad de hacer realidad uno de los mayores avances para la justicia efectiva en el país.

“La batalla más importante que libramos es la de devolver al ciudadano la confianza en las instituciones, que están para servirle. Debemos hacer que todos los mexicanos, sin excepción, sientan y vivan, en su día a día, el respaldo del Estado mexicano.

“Seamos absolutamente claros: de nuestro empeño, compromiso y liderazgo dependerá el éxito de los cambios instrumentados. En nuestras manos descansa la responsabilidad de lograr que el Derecho siga siendo la herramienta más poderosa para la construcción de una sociedad más justa, próspera e incluyente”, enfatizó.

El Presidente de la República hizo un llamado al gremio: “El ejercicio de la abogacía exige realizar una entrega diaria en favor de la justicia. En consecuencia, quienes hemos optado por esta profesión debemos tener como guías la integridad, la rectitud y la probidad”.

En su mensaje, enfatizó que la ley es la expresión más clara de un proyecto de nación y de ahí la importancia de defenderla como la mayor conquista de la sociedad, y de asumirla como el más elevado mandato para juristas y autoridades y asegurar su vigencia.

Asentó que mantener vigente la ley implica hacerla un instrumento vivo, que cumpla las expectativas de los ciudadanos y que, al mismo tiempo, dé fuerza al Estado y rumbo a la nación. Dijo que por ello se concretó en los últimos cinco años uno de los procesos de transformación más profundo en décadas.

Acompañado por representantes del Legislativo y Judicial, dijo que en este proceso destacan la ampliación de la protección de los derechos humanos, el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, así como los avances en materia de justicia cotidiana, de transparencia y combate a la corrupción.

Indicó que por sus implicaciones, este nuevo paradigma de justicia en México ya ha requerido de grandes cambios, incluyendo la adecuación de planes de estudio, la capacitación de quienes procuran e imparten justicia, así como la actualización de litigantes. Incluso, ha sido necesario adecuar la infraestructura de las universidades, fiscalías y juzgados.

“Hemos realizado cambios trascendentales en el marco jurídico nacional. Estamos cumpliendo, en tiempo y forma, con los plazos establecidos para su entrada en vigor. Se han realizado importantes inversiones para ponerlos en marcha.

“Se trata de avances muy importantes, pero el proceso estará inconcluso si nos detenemos aquí. Se requiere lo más importante: el compromiso leal y permanente de las mujeres y los hombres de leyes, para lograr que cada precepto legal pase del papel a la práctica”, aseveró.

Ante el proceso de renovación, el Día del Abogado debe ser una jornada para la reflexión sobre los avances y los retos de la justicia y el Estado de derecho.

Dijo que se trata de una reflexión sobre la tradición jurídica, la necesidad de fortalecer nuestras instituciones ante los retos y la necesidad de renovar la mística y el espíritu de servicio de los abogados, en esta nueva etapa.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios