18 | FEB | 2019
La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Lucía Piña Hernández (Foto: Lucia Godínez / EL UNIVERSAL)

Juzgadores no deben asumir protagonismos excesivos: Piña Hernández

13/12/2016
13:47
Diana Lastiri
-A +A
Durante la presentación del informe anual de la Primera Sala de la Corte, la ministra Piña Hernández resaltó el nuevo sistema penal acusatorio, pues ha implicado el desarrollo de criterios enfocados al actuar jurisdiccional

México atraviesa por cambios importantes hasta en las prácticas legales, por eso las instituciones en general y en particular las de impartición de justicia no deben asumir protagonismos excesivos, indicó la presidenta de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Lucía Piña Hernández.

Durante la presentación del informe anual de la Primera Sala de la Corte, la ministra Piña Hernández agregó que las resoluciones que garanticen la defensa de los principios de un Estado constitucional y democrático de derecho sin incurrir en formalismos rigurosos son indispensables ante la transformación del país.

Entre dichos cambios se encuentra el inicio del nuevo sistema penal acusatorio que ha implicado el desarrollo de criterios enfocados al actuar jurisdiccional con base en los principios de oralidad, concentración, inmediación, libre valoración de la prueba, presunción de inocencia y contradicción, señaló.

“Debemos estar conscientes que este cambio no es fácil. La incorporación del nuevo Sistema de Justicia Penal en la vida jurídica del país ha implicado la ruptura de múltiples esquemas y atavismos, por lo que la solidez de las líneas jurisprudenciales que se establezcan constituye una ruta consistente en la impartición de justicia en todos los niveles, bajo la premisa de que el proceso penal tiene por objeto el esclarecimiento de los hechos, proteger al inocente, procurar que el culpable no quede impune y que los daños causados por el delito se reparen”, explicó.

Por ello, destacó entre las resoluciones emitidas por la Primera Sala durante 2016 el establecimiento del criterio sobre los alcances para la aplicación del procedimiento abreviado en el nuevo sistema.

“La Primera Sala precisó los alcances de locuciones y frases empleadas por el legislador en torno a la aceptación y reconocimiento de la imputación, y la diferencia que existe entre estos términos y la confesión en el anterior sistema; de igual forma, fue indispensable precisar la función del juez en este procedimiento como ente intermedio, vigilante del debido proceso y del respeto de los derechos fundamentales de todas las partes.

“Se consideró útil determinar qué consideraciones podrían ser materia de análisis en el amparo directo promovido por el sentenciado y acotarlo exclusivamente al estudio del cumplimiento de los presupuestos jurídicos fundamentales para su procedencia, valorando que la imposición de las penas no rebase lo solicitado por el órgano acusador y las que fueron aceptadas por el justiciable”, indicó.

Piña Hernández recordó que otra de las resoluciones emitidas por la Sala que preside estableció que el Ministerio Público está obligado a localizar a los testigos de cargo para que comparezcan ante un juez, por lo que no corresponde a éste agotar las medidas necesarias para que acudan a rendir su testimonio al ser un tercero imparcial.

En consecuencia, esta obligación recae en el MP quien también, ante la imposibilidad de localizarlos, debe probar fehacientemente que ha intentado por todos los medios cumplir con este requisito debido a que la falla en la localización de los testigos juega en su perjuicio.

Durante 2016, la Primera Sala inició con mil 342 asuntos a los que se sumaron 3 mil 832 que ingresaron en todo el año, de los cuales fueron resueltos en total 3 mil 513, indicó la ministra.

De esos asuntos 3 mil 50 fueron resueltos en sesión, 77 por dictamen, 72 por archivo definitivo, 62 fueron enviados al Pleno y 252 fueron returnados.

En trámite se encuentran 422 expedientes y 1, 222 ya tienen proyecto de resolución pendiente de votación, por lo que 17 expedientes al 30 de noviembre pasado aún continuaban pendientes.

De estos asuntos la Primera Sala emitió 67 tesis jurisprudenciales y 300 tesis aisladas en 41 sesiones ordinarias, concluyó Piña Hernández.

“Este recuento de actividades patentiza  el esfuerzo y compromiso del personal de la Primera Sala por lograr resultados plausibles en la labor que se nos ha encomendado, y constituye un ejercicio republicano de rendición de cuentas de cara a la sociedad a la que servimos”, apuntó.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios