“Pondremos muro a la intolerancia”: Javier Bolaños

Nación 01/09/2016 02:01 Jorge Ramos Pérez Actualizada 09:32

Subraya que no hay ninguna fractura al interior de Acción Nacional

[email protected]

Javier Bolaños (PAN) dice que busca construir un muro contra la intolerancia durante los seis meses que presida la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, a partir de hoy.

El debate, sostiene el morelense, debe ser abierto y respetuoso entre legisladores.

En entrevista con EL UNIVERSAL, advierte que evitará “siempre y a toda costa que el tema electoral contamine o se involucre en los temas que se debatan en San Lázaro”. Elude pronunciarse sobre las alianzas electorales de AN.

¿Cuál va a ser el sello que quiere dejar como presidente de la Cámara?

—Que la pluralidad se vea reflejada, también en las decisiones que tendremos que tomar. Es un valor a cuidar y lo vamos a impulsar.

¿Está preparado para presidir la Mesa Directiva?, es un hervidero con 500 personajes y muchos de ellos a veces no son bien portados…

—Sí, con tolerancia. Buscando siempre crear espacios de diálogo, de acuerdos y que los debates se den de la mejor forma, que el reglamento que nos hemos dado en la Cámara se respete. Yo creo que la mayoría de los compañeros le estamos apostando a eso, a no generar circunstancias que pudieran dañar la imagen de la Cámara de Diputados o que pudieran lastimar a la sociedad.

¿Qué ofrece a los partidos?

—Habrá un total respeto. [Puede haber] hasta confrontaciones si se quieren, pero siempre con respeto. La Mesa Directiva estará trabajando para ponerle un freno, para generar un muro que sea infranqueable a la intolerancia, y también, por supuesto, siempre dando señas de apertura democrática y disposición para escuchar a cualquiera de la partes, en cualquiera de los temas que se inscriban en la agenda parlamentaria.

¿No habrá censura?

—De ninguna manera, siempre estaremos llamando a la prudencia y a la tolerancia. No creo que el mejor camino para debatir un tema o colocar algún proyecto ante la opinión pública sea la violencia.

¿Hará uso de los elementos que tiene a la mano, como el uso de la fuerza pública?

—No, no lo vislumbro ni siquiera como escenario posible y mucho menos probable, vamos a estar, por supuesto, con el reglamento en la mano, pero procurando siempre que el debate y los diálogos se den en esa ruta.

¿Apuesta a que no ocurra?

—Mi apuesta es que no ocurra, pero también mi convicción es de que el Presidente debe hacer valer la ley.

Los presidentes de las cámaras se convierten en una correa de transmisión muy interesante, están cerca del oído del Presidente muy seguido... ¿usted va a mantener este mecanismo de platicarle al Presidente lo que sea necesario?

—El diálogo fluido y la comunicación son unas de las fortalezas que tenemos que alimentar todos los días. Efectivamente yo aprovecharé cualquier momento, cuando sea necesario, para que el señor Presidente [Enrique Peña Nieto] o cualquier otra autoridad conozca, sepa cuáles son los temas que se están debatiendo, inclusive también ante alguna probable duda respecto a la certeza de lo que se está discutiendo que se tenga en alguna de las otras autoridades fuera del alcance del ámbito legis-lativo, pues buscaré la forma en que se conozca la realidad de las cosas. Tanto del Ejecutivo como del Judicial.

Balance

¿Cuál es su balance de este año?, y en perspectiva... ¿cómo ve el año que entra para el presidente Enrique Peña Nieto y su gobierno?

—Habrá que revisar el Informe de Gobierno con mucho cuidado, estoy cierto de que en esto coincidirán mis compañeros de que hay temas en los cuales no se ha logrado todavía construir una plataforma que vaya haciendo que las cosas estén bien o vaya mejor. Habrá que revisar también cuál es el efecto que han causado todas estas circunstancias del entorno internacional, sobre todo en el ámbito económico. Sin duda hay mucho por hacer: México reclama a todos.

¿Qué retos ve para el gobierno de Peña Nieto?

—Hay retos en todos los campos, en todas las áreas. Educación, con una reforma que debe madurar. Si hay cosas que revisar o mejorar o corregir, adelante. Otro tema es el de la economía.

Fractura

Usted llega en medio de una fractura. Gustavo Madero reprocha a Ricardo Anaya, ¿es necesario un ‘curita’ o cirugía mayor?

—Gustavo Madero es un líder indiscutible. No solamente del PAN, sino en el país. Debo ser claro: de él no he obtenido más que muestras de apoyo. Los temas son diferentes, van en pista paralela a lo que tiene que ver con la Cámara.

¿Cómo queda con Eukid Castañón, Jorge Triana, Federico Döring?

—Muy bien.

Cómo panista... ¿cómo valora las decisiones que toma Ricardo Anaya? Si quiere ser candidato en 2018, ¿qué impacto tiene en ustedes esta decisión?

—Yo lo respeto mucho…

Más allá del respeto, ¿qué piensa?

—Lo que puedo decir es que hoy AN tiene liderazgos fuertes y bien posicionados y se habla de ellos en la víspera de un proceso electoral de 2018 que sin duda va a ser de la mayor relevancia para el futuro de México y me quedo con eso. En ese sentido se van a decir muchas cosas.

¿No hay fractura?

—Yo no veo ninguna fractura, veo mucha unidad y mucho debate interno.

¿Lo dice convencido?

—Muy convencido. En AN los debates internos son fuertes, honestos y de frente. Y como decimos en el PAN: el acuerdo de las mayorías obliga a las minorías, a los presentes, a los ausentes y a los disidentes.

¿Usted cree que el PAN pueda volver a la Presidencia de la República en 2018?

—Claro.

¿A quiénes ve en el PAN?

—Más que yo lo vea, es lo que se menciona en todos lados; evidentemente Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y mi presidente Ricardo Anaya.

¿Anaya abusa de los instrumentos que tiene a su alcance para aventajar?

—No caería en ese debate. Ahí están los resultados de la dirigencia nacional, [de] mi presidente [Ricardo Anaya], del 5 de junio... y me quedo con eso. Creo que el partido vive un reposicionamiento muy fuerte y la estrategia ha dado resultados. Ojalá lleguemos fortalecidos a los siguientes encuentros electorales.

¿El PAN debe ir solito o en alianza en 2017?

—No lo sé, es una decisión que el partido verá. Lo dejaría como una decisión de los ciudadanos en cada entidad. La opinión del diputado Javier Bolaños no es importante para los ciudadanos de esos estados.

¿A usted le gustaría ser gobernador de Morelos?

—Es un espacio que sin duda quienes amamos a Morelos anhelamos servir desde ahí, pero no es un tema que me obsesione.

Temas Relacionados
Javier Bolaños

Comentarios