Evaluación docente será voluntaria: INEE

Obligatoria, para 24 mil profesores reprobados en 2015, dice; descarta sanción jurídica para quien no haga la prueba

Los consejeros del INEE, Margarita María Zorrilla Fierro, Sylvia Schmelkes del Valle (presidenta) y Eduardo Backhoff Escudero (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
Nación 26/08/2016 02:18 Teresa Moreno Actualizada 02:18

[email protected]

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) anunció el rediseño de la prueba del desempeño docente que este año será voluntaria para quienes busquen un cargo directivo y sólo será obligatoria para 24 mil profesores que obtuvieron calificación insuficientes en el examen de 2015 y para quienes deseen convertirse en evaluadores certificados.

Esto implica que “no va a haber sanción jurídica” ni obligación de hacerla este año para quien no quiera.

Para quienes sí deseen evaluarse en noviembre de 2016, se les va a contar como su primera oportunidad y no serán convocados por la Secretaría de Educación Pública (SEP), dijo la presidenta del INEE Sylvia Schmelkes.

Agregó que en este replanteamiento “sí escuchó a los docentes” que han manifestado inconformidad y preocupación ante la evaluación del desempeño, a través de los análisis y de las expresiones publicadas.

“Es un intento de dar respuesta no a todas, pero sí a una parte importante de sus preocupaciones e inconformidades con la evaluación. Desde este punto de vista esperemos que sí les satisfaga mucho más esta propuesta (...) Esperamos que haya una mayor satisfacción con este planteamiento de todos los docentes, no solamente de la CNTE”, dijo Schmelkes del Valle.

Llamó a la coordinadora para que regrese a clases, al señalar “puesto que somos parte de la reforma educativa y esta persigue que los niños aprendan más y mejor, nos parece muy importante que los maestros estén en las aulas, cumpliendo con este deber”.

La funcionaria indicó que “no se suspende la evaluación, en noviembre de 2016 habrá una prueba de desempeño conforme indica el calendario. No hay un cambio en la ley, y entonces el examen se considera una obligación (...) tendrá lugar en noviembre de 2016, será obligatoria para quienes resultaron insuficientes en 2015, para los que quieran ser evaluadores y voluntaria para todos los que deseen participar para obtener ascensos”.

En este nuevo modelo de evaluación se reducirá a la mitad el número de preguntas en la prueba estandarizada, que se hará por opción múltiple, se eliminarán algunos relacionados con “casos” específicos que se referían a situaciones que los maestros enfrentaban en el aula, las cuales fueron muy criticadas, por lo cual el tiempo de la aplicación del examen se disminuirá a la mitad.

Otro de los aspectos que se cambió es que en los estados no se harán los exámenes en un mismo día y en una misma sede, sino que se habilitarán diferentes espacios, los más cercanos a los centros de trabajo.

A diferencia de lo anterior la evaluación, se realizará con tres etapas y no en cuatro. Ahora se hará un informe de responsabilidades profesionales por parte de la autoridad escolar (el cual será ampliado con la identificación que hace el propio docente de sus fortalezas y espacios de mejora).

La segunda incluirá un proyecto de enseñanza (planeación e implementación de la secuencia didáctica), la reflexión en torno al logro de los aprendizajes esperados, y el expediente de enseñanzas (trabajos de sus alumnos); y la tercera fase, un examen de conocimientos pedagógicos y curriculares o disciplinares.

Para llegar al replanteamiento dijo que se evaluaron las pruebas y sólo cuatro de 77 tuvieron que ser eliminadas porque “no cumplían con los estándares que el instituto propuso”.

Sobre los resultados de la primera prueba dijo: “Podemos asegurar que esta primera evaluación del desempeño es técnicamente válida, por lo cual sus resultados son justos”.

En julio de 2015 se indicó que la primera evaluación del desempeño se aplicaría en tres años, a todos los docentes y al personal con funciones de dirección y supervisión, de manera que en 2018 todos los maestros de educación básica y media superior, y todos los directores y supervisores de educación básica tendrían que haber presentado su examen.

La primera evaluación se dividió en dos etapas: una entre el 13 de noviembre y el 13 de diciembre de 2015 a 131 mil 556 docentes y directores de educación básica y media superior, y evaluadores certificados por el INEE. La segunda fue cancelada por fallas.

Comentarios