Escándalo de sobornos por carne en mal estado afecta a Brasil

Acusan a partidos políticos de recibir coimas para emitir certificados sanitarios
Varias personas fueron detenidas ayer como parte de la investigación “La carne es débil”, en el Instituto de ciencias Forenses de Curitiba, Brasil. March 17, 2017 (RODOLFO BUHRER. REUTERS)
18/03/2017
02:23
Agencias
Sao Paulo/Curitiba.—
-A +A

La policía federal de Brasil allanó ayer las instalaciones de las productoras de carne JBS y BRF, así como de decenas de rivales menores, en una ofensiva sobre supuestos sobornos a reguladores que podría amenazar 12 mil millones de dólares en exportaciones anuales.

La investigación, conocida como “La carne es débil”, encontró evidencia de que frigoríficos habrían sobornado a inspectores y políticos para que pasaran por alto prácticas antihigiénicas, como el procesamiento de carne podrida y exportaciones con trazas de salmonella, aseguró la policía.

El investigador policial Mauricio Moscardi Grillo dijo que hay pruebas de que algunas empresas manipularon certificados de carne para exportar a mercados europeos, lo que eleva el riesgo de restricciones en el extranjero al importante sector brasileño de producción de proteínas.

“Los funcionarios públicos (...), mediante recibimiento de sobornos, facilitaban la producción de alimentos adulterados, emitiendo certificados sanitarios sin ninguna inspección efectiva”, indicó la Policía Federal (PF).

Una parte de esos sobornos “se revertía a partidos políticos”, dijo Moscardi Grillo, quien identificó entre los beneficiarios al PMDB del presidente conservador Michel Temer y a su aliado PP, dos formaciones igualmente involucradas en el caso Petrobras.

La operación incluyó 27 órdenes de prisión preventiva y condujo al apartamiento de tres funcionarios públicos y al cierre de tres frigoríficos, informaron la PF y el ministerio de Agricultura. Hay además 21 establecimientos bajo sospecha.

Brasil exportó 6 mil 900 millones de dólares en carne de ave y 5 mil 500 millones de dólares en carne vacuna el año pasado, según grupos de la industria, ya que los productores incrementaron sus envíos a China y comenzaron a vender carne cruda a Estados Unidos.

Tras darse a conocer la noticia, las acciones de JBS y BRF se hundieron 11% y 7%, respectivamente, en la Bolsa de Sao Paulo. JBS SA es el mayor productor de carne de res del mundo, mientras que BRF es el mayor exportador internacional de carne de ave.

Después del allanamiento, la policía informó que detuvo a tres empleados de BRF y dos de JBS, así como a 20 funcionarios públicos.

JBS aseguró en un comunicado que sigue rigurosos estándares de calidad y regulaciones sanitarias. BRF también dijo que respetó las regulaciones de la industria y que coopera con las autoridades en la investigación.

El Ministerio de Agricultura cerró temporalmente tres plantas citadas en la investigación, una de BRF y dos de la rival más pequeña Grupo Peccin, y comenzó a retirar sus productos de los supermercados. Eumar Novacki, el secretario ejecutivo del ministerio, afirmó que hay preocupación de que otros países comenzaran a bloquear los embarques de carne brasileña. 

Mantente al día con el boletín de El Universal